Ir a contenido

Anton Corbijn: "'Life' no es un 'biopic' de James Dean'"

El director se acerca al icono de la cultura pop a través de su relación de amistad con el fotógrafo Dennis Stock

Beatriz Martínez

El director y fotógrafo Anton Corbijn, en Madrid, donde presentó Life.

El director y fotógrafo Anton Corbijn, en Madrid, donde presentó Life. / AGUSTÍN CATALÁN

Ha sido un prestigioso fotógrafo de moda y 'celebrities', ha dirigido videoclips para grupos como U2, Nirvana o los Rolling Stones, pero en los últimos tiempos la carrera de Anton Corbijn se ha centrado principalmente en el cine, sobre todo después de su brillante debut, 'Control' (2007) en el que plasmó los demonios interiores del cantante de Joy Division, Ian Curtis. Ahora se acerca a otro icono de la cultura pop, James Dean, a través de su relación de amistad con el fotógrafo Dennis Stock, responsable de inmortalizarlo para siempre en una serie de míticas instantáneas para la revista 'Life'.

¿Cómo surgió el proyecto de 'Life'?

Me mandaron un guion que giraba en torno a varios aspectos que me interesaban: Que la historia estuviera contada desde el punto de vista de un fotógrafo y que a través de él se acercara a la figura de James Dean. Esto me permitía adentrarme en el relato desde mi propia perspectiva como fotógrafo de 'celebrities', lo cual me pareció que tenía todo el sentido.

¿De qué manera quiso aproximarse al mito de James Dean?

Mi manera de acercarme a él ha sido a través del personaje de Dennis Stock, de sus ojos y de su cámara. Él logro captar gracias a sus fotos a un James Dean inédito hasta el momento. Se introdujo en su espacio privado y consiguió que su imagen resultara cercana. Y después está la relación que se establece entre ambos, y de cómo cada uno influye, aunque no se dé cuenta, en el otro. Esos pequeños matices, muy sutiles, son los que quería plasmar. No quería trasmitir ningún mensaje sobre James Dean, 'Life' no es un 'biopic' sobre él. Solo he querido recrear la historia secreta detrás de esas fotografías, de cuándo se hicieron y cómo.

De hecho Dennis Stock lo que buscaba era capturar la autenticidad de James Dean. ¿Es también lo que ha intentado usted hacer en su carrera como fotógrafo?

Sí, lo he intentado siempre. La fotografía tiene que decir algo sobre la persona que fotografías, pero también dice algo sobre ti mismo. Y después está el reto de crear una imagen nueva de algo que no se ha visto antes. Hay que encontrar un equilibrio entre todos esos elementos.

Me gustaría que me hablara de los aspectos que más le interesaban de la época en la que transcurre la película, mediados de los años 50 en Estados Unidos.

El año 1955 tuvo mucha trascendencia para mí porque marcó muchos cambios culturales… ¡además es cuando nací! Lo cierto es que después de la segunda guerra mundial había una generación que había crecido y que por fin logró tener una voz propia. Y James Dean estaba precisamente en la cúspide de ese cambio, por su actitud, su manera de vestir, su rebeldía contra el sistema establecido. El diseño, la música, muchas cosas estaban a punto de eclosionar y por eso constituía una época muy interesante a la hora de acercarme a ella.

Anton Corbijn

DIRECTOR

"La fotografía tiene que decir algo sobre la persona que fotografías, pero también dice algo sobre ti mismo"

La música vuelve a tener un papel fundamental dentro de la historia. No solo a través de los temas escogidos, sino que también tiene una cadencia muy rítmica

El 'score' es de carácter jazzístico, pero muy minimalista. A James Dean le encantaba el jazz y simboliza ese periodo de cambio, cuando los blancos empezaban a ir a los clubs de los negros.

¿Cómo llegó a Dane DeHaan y Robert Pattinson para interpretar a Dean y Stock?

Había visto a DeHaan en 'Kill your Darlings' y en 'Cruce de caminos', y me parecía un tipo capaz de meterse mucho en los personajes. No es que se pareciera físicamente a Dean, pero lo importante era que él transmitiera que sí lo era, que fuera creíble. En cuanto a Pattinson, veo en él una turbulencia interior que me fascina, y una lucha en demostrarse a sí mismo que es un buen actor, y eso es también lo que hace su personaje en la película. El paralelismo era perfecto. 

Temas: Cine

0 Comentarios
cargando