Novelas llenas de pistas biográficas

La realidad y la ficción en varios de los libros de Mercè Rodoreda

1
Se lee en minutos

Dice Carme Arnau que hay más verdad biográfica en las novelas de Rodoreda que en las informaciones que ella dejó.

'LA PLAÇA DEL DIAMANT'

Palomar aparte (en la casa del abuelo había uno donde se ponía a escribir), «la menestralía comprometida que aparece es la del entorno catalanista de su abuelo», sostiene Arnau.

'ALOMA'

«Rodoreda explica que tuvo Aloma encerrada en un cajón durante mucho tiempo porque se veía demasiado reflejada en ella», explica Arnau. La casa hipotecada, el jardín, una vida con necesidades, la llegada del indiano, la pérdida de la virginidad, «un trauma para una niña que ha estado en babia»... «Pero al mismo tiempo, de la etapa de juventud, la única novela que acepta es Aloma, porque es su historia», añade.

'EL CARRER DE LES CAMÈLIES'

Noticias relacionadas

El editor Joan Sales le hizo retirar de El carrer de les Camèlies el episodio en que se conservaba un feto en formol. Eso sucedió: su madre abortó al que debía ser su hermano, que debía llamarse Anton (Colometa sí tiene un niño, y su nombre es Anton).

'MIRALL TRENCAT'

Teresa Godall vive rodeada de rosas como la propia Rodoreda, y esta vivió frente a la casa de los Farriol, el apellido de los protagonistas. «Todo el libro -dice Arnau- es una mitificación de su historia».