Ir a contenido

2015: las vídeollamadas existen, pero los coches todavía no vuelan

Algunas de las posibilidades que se apuntaban en 'Regreso al futuro' de Robert Zemeckis se han cumplido, pero otras muchas no

JOAN SALICRÚ / BARCELONA

EFEMÉRIDE. El reloj que indica la fecha exacta del regreso al futuro en la película. / MÒNICA TUDELA

EFEMÉRIDE. El reloj que indica la fecha exacta del regreso al futuro en la película.
Michael J. Fox, Claudia Wells y Christopher Lloyd, en una escena de Regreso al futuro.

/

Los televisores sí pueden recibir videollamadas, las predicciones meteorológicas han mejorado muchísimo y se pueden proyectar casi al minuto y es posible abrir una casa con huellas dactilares, sin llaves. También la tecnología 3D está al orden del día y hasta puedes responder las llamadas a través de unas gafas, como las Google Glass. En un futuro próximo habrá drones que repartirán el correo, como quiere hacer Amazon, y quizás los perros también los pasearán estos chismes. Ah, y algunos vehículos empiezan ya a funcionar con ecocombustibles.

Son elementos que aparecen en la segunda parte de ‘Regreso al Futuro’ (1989), película que "tiene lugar" mañana miércoles –el 21 de octubre de 2015, a partir de las 4.29 de la tarde- en la población californiana –también ficticia- de Hill Valley y que sí que se han cumplido. Una película que se convirtió en icono de la cultura pop y un símbolo de los años 80.

La expectación es grande en las redes sociales y los distintos cines de la cadena Cinesa, por ejemplo, lo celebrarán con una proyección contínua de las tres películas de la serie en todos los establecimientos de España, con una edición especial de caracter solidario en L'Illa Diagonal.

No todo es así, obviamente. En el lado de las cosas que, al menos por el momento, no han ocurrido: los vestidos no se autoajustan a la mida de las personas ni tampoco las botas, las gasolineras no tienen robots dispensando oro negro sino que en todo caso son los clientes quienes se autobastecen, los coches no vuelan salvo en aparatosas exhibiciones que tienen lugar en EEUU y los monopatines no vuelan –aunque pocos meses atrás se conoció que varias empresas habían tratado de emular el "monopatín volador"- y no son tan populares como se imaginaba en la película.

Mención aparte merecen las marcas que han aprovechado los futuribles productes que ya se apuntaban en la película y los estrenan este día 21, como Pepsi con su Pepsi Perfect, la bebida que se tomaba Marty McFly, el protagonista, en el film. También este 2015 se estrenan las zapatillas Nike autoajustables que lucía Michael J. Fox, según anunció en febrero la marca estadounidense. Se trata de las Nike Air MAG o Nike Power Laces.

Curiosamente, un pequeño gag en clave de política internacional, no se ha cumplido… por los pelos. En la segunda película, cuando Marty Mc Fly se traslada al 2015 y visita “El cafè de los Ochenta” –en el primer film de la saga era “El café de los 50”- se encuentra con el presidente norteamericano, con cara de Reagan, y un ayatolá iraní discutiendo, a lo que él responde poniéndose las manos en la cabeza: “Eh, bueno, ya está bien!”. Pues no, precisamente este 2015 ha visto el final de la conflictivisima situación que ha enfrentado Iran y los EEUU de 1979 a 2015. No acertó en lo de que el presidente seguiría siendo negro y eso que en el primer de los filmes, en 1985, el alcalde de Hill Valley es negro… gracias a que Mc Fly se lo sugiere.

Es el futuro que Bob Gale y Robert Zemeckis imaginaron… o quisieron soñar, porque ahora que ya hemos llegado al 21 de octubre de 2015 nos damos cuenta que el mundo no van tan deprisa y que quizás los creadores de 'Regreso al Futuro' pensaron más en el mundo de 2115 que en el de 2015, que ya ha llegado. Que ya no es futuro sino presente.