Ir a contenido

Un cantautor con estrella

El igualadino Enric Verdaguer triunfa con su disco de debut, 'Moonstruck'

MARTA CERVERA / BARCELONA

El cantautor igualadino Enric Verdaguer ha triunfado con su disco de debut, Moonstruck (Sony Music), que ha alcanzado la cuarta posición en iTunes nada más salir a la venta, la semana pasada. Verdaguer, un joven de 20 años de voz pausada, ve cómo sus sueños empiezan a cumplirse. Sus fans podrán verle pronto en directo, ya que actuará con su banda en las fiestas de la Mercè. «Tengo muchas ganas de tocar en Barcelona», afirma Verdaguer, que lo hará acompañado de Carles Guilera (guitarra elèctrica), Alan Pribizchuck (bajo), Danko Compta (batería) y Albert Burset (teclista).

A los 16 ganó un concurso radiofónico. Después Global Music le fichó y más tarde Sony también se interesó por él. Los tres años que han pasado desde que empezó a preparar el disco hasta que ha visto la luz los ha aprovechado para volver a grabar las canciones. «En algunas he cambiado la letra», comenta. Aunque tenía piezas en catalán y castellano, las acabó descartando.

Finalmente solo ha incluido melodías en inglés. «Es un idioma que he estudiado desde pequeño. Componer y cantar en inglés me sale de forma natural», comenta. En cuanto a ritmos, es muy variado. Moonstruck cuenta con canciones con influencias folk, otras suenan más a bossanova, también algo de pop. «En el disco hay un poco de todo. Musicalmente es muy heterogéneo. Y a nivel más personal y profundo, es una descripción de Enric Verdaguer», explica este chico con estrella, que da la impresión de tener los pies en el suelo.

Referentes anglosajones

«Yo utilizo la música para expresar cosas que tengo dentro. Utilizo la música y la guitarra como válvula de escape», confiesa Verdaguer, que hasta ahora ha compaginado su pasión por la música con los estudios de Comunicación Audiovisual. «No utilizo las canciones como una instrumento de lucha. Soy una persona muy tranquila, más bien pasiva. Me gusta tomarme las cosas con calma», afirma. «En mi vida personal no tengo dilemas ni problemas. Y en mi música, tampoco».

El tema Blue guitar, que compuso a los 18 años, narra su evolución desde que a los 13 años se enganchó a una guitarra eléctrica para emular a las estrellas del rock hasta viraje hacia el folk, a los 16, coincidiendo con el inicio de su etapa como compositor y letrista. «Blue guitar cuenta mi propio recorrido, desde que empecé hasta que hallé mi estilo». Este se ha forjado escuchando sobre todo a artistas anglosajones. Entre sus referentes cita a Damien Rice, James Vincent McMorrow, James Payne y Glen Hansard.

En estos momentos anda hiperenchufado con los ensayos con su banda tras el bombazo inicial del disco. «Intento asimilar todo lo que me está ocurriendo y disfrutar de cada momento de esta aventura», señala. «Quiero ir poco a poco y, si necesito 10 años para sacar el próximo disco, que así sea», dice. «Dure o no el éxito, sé que la música siempre me acompañará».

Temas: Música