Ir a contenido

CONCIERTO DE LA BANDA ESCOCESA EN BARCELONA

Melancolía en la noria

Mogwai presentan un recopilatorio de 20º aniversario en el Tibidabo Live Festival

JUAN MANUEL FREIRE / BARCELONA

Martin Bulloch, batería de Mogwai , no recuerda haber tocado nunca con su grupo en un parque de atracciones. Este sábado lo harán como cabezas de cartel del Tibidabo Live Festival (22.00 h.), y entre el colorido paisaje y la pesarosa estética sonora de Mogwai se creará un contraste, como mínimo, interesante. «Tampoco estaría mal tocar en el parque de Banksy -dice Bulloch-, el sitio parece genial».

La banda escocesa trae bajo el brazo Central belters, triple disco recopilatorio de sus 20 años de acción. ¿En serio, 20? «Ya, a mí también me cuesta creerlo. Pero hace ya 20 años de nuestro primer ensayo en casa de la madre de Stuart [Braithwaite; guitarra], en el campo. Poco después pasamos a ensayar en casa de mis padres, en mi cuarto. A veces nos poníamos odiosos, subíamos los amplis y abríamos las ventanas. ¡Puedo asegurarle que se nos oía desde muy, muy lejos!».

Acción posrock

La onda expansiva de su ópera prima Young team (1997) llegó a todos los confines del mundo. Su mezcla de pasajes quietamente tensos con catarsis eléctricas creó escuela en el rock, o para ser precisos, el posrock. Central belters incluye hits de este y sus otros siete discos, así como extractos de singles y bandas sonoras originales; ellos han puesto música al documental Zidane o a la célebre serie de zombis Les revenants.

Mogwai han visto su música preexistente empleada para todo tipo de producciones. En el recopilatorio aparecen Auto rock, que sonaba al final de la versión fílmica de Corrupción en Miami, o New paths to Helicon, pt. 1, escuchada en la serie Friday night lights. De este tema han lanzado nuevo vídeo. «Esta canción resume todo por lo que fuimos buenos en nuestros primeros años», dice Bulloch.

El disco mejor representado en la colección no es Young team o una cúspide creativa como Rock action (2001), sino Mr Beast (2006). Martin no tiene grandes recuerdos de su grabación: «No recuerdo con demasiado cariño la grabación de ese álbum. Era el primero que hacíamos en nuestro estudio y hubo muchos líos con los sonidos y la manera de lograrlos».De todos modos, Mogwai son adeptos del desafío: para Rave tapes (2014) se empeñaron en usar un sintetizador modular que, al principio, ninguno sabía tocar. «Ese sinte y el hecho de estar escuchando bandas sonoras han marcado el material reciente». ¿Y el futuro? Intento averiguarlo, pero Mr. Bulloch no suelta prenda.

0 Comentarios
cargando