Ir a contenido

UNA INICIATIVA DE BARCELONA GLOBAL PARA LA PROMOCIÓN MUSICAL EN EL EXTRANJERO

A por el turista melómano

Liceu, Palau, Auditori e Ibercamera se alían para promover la clásica

IMMA FERNÁNDEZ / BARCELONA

Marian Puig, presidente de Barcelona Global, presenta la iniciativa, ayer en Barcelona.

Marian Puig, presidente de Barcelona Global, presenta la iniciativa, ayer en Barcelona. / JOAN PUIG

Con el objetivo a largo plazo de posicionar Barcelona en el mapa mundial de la música clásica y la lírica se presentó ayer Barcelona Obertura. Classic & Lyric, iniciativa impulsada por la plataforma Barcelona Global que ha logrado aunar a los cuatro principales programadores del género en la ciudad: Liceu, Palau de la Música y su ciclo Ibercamera y L'Auditori. «Por primera vez las cuatro instituciones se unen para agrupar la oferta y hacer una promoción en el extranjero que proyectará la imagen de Barcelona como polo de atracción para melómanos», subrayaron Marian Puig, presidente de Barcelona Global, y Ramon Agenjo, presidente de Barcelona Obertura y de la Fundació Damm, palabras que suscribieron los responsables de las cuatro salas.

Roger Guasch (director del Liceu), Josep Maria Prat (presidente de GrupCamera e Ibercamera), Valentí Oviedo (gerente de L'Auditori) y el director del Palau de la Música, Joan Ollé, celebraron el acuerdo que permitirá en próximos años vender paquetes turísticos -de momento, la promoción se centra en campañas publicitarias- con el aliciente añadido, destacó Agenjo, de que el público, «amante de la variedad», podrá descubrir distintos espacios arquitectónicos y patrimoniales. «El turista de la clásica y la lírica es muy tranquilo y agradecido para la ciudad, no da problemas», apuntó el director del proyecto, que anunció el deseo de incluir la danza con la adhesión futura del Mercat de les Flors.

Víctor Medem, coordinador de la estrategia, explicó el primer calendario global, de enero a junio del 2016, elaborado a partir de parámetros de «calidad y variedad» y en función de las perlas de la temporada. La selección incluye 30 espectáculos: 6 de ópera, 7 de orquestas sinfónicas, 5 de música antigua, 7 recitales y 2 conciertos de cámara. También se busca el equilibrio en las aportaciones de cada promotor: el Liceu y el Palau ofrecerán 9 propuestas; el Auditori, 7, e Ibercamera, 5.

Guasch admitió el dificultoso encaje de los distintos carteles, que se preparan con dos o tres años de antelación, y valoró el «inmenso esfuerzo» de trabajar juntos. «Intentaremos, por ejemplo, evitar que dos cracks coincidan un mismo lunes y concentrar a varios en días sucesivos», concretó.  Eso sí, cada institución mantendrá «su personalidad».

El programa se iniciará bajo el epígrafe Top artists, que del 17 de enero al 2 de febrero agrupa nueve destacadas propuestas, desde la Filarmónica de Múnich a Juan Diego Flórez pasando por los Otellos de Verdi y Rossini. Seguirá a finales de febrero Stars of the piano, con Lang Lang, las hermanas Labèque y Daniil Trifonov, en la misma semana junto a Götterdämmerung, y otros cuatro packs en los meses siguientes. Para la campaña de publicidad, primera fase del proyecto, se destinarán 220.000 euros, procedentes de los promotores.