RECUPERANDO LA HISTORIA

La UB impulsa un portal con información de 7.000 brigadistas de la Guerra Civil

Sidbrint ha contado con la participación de historiadores e investigadores de otras universidades españolas que pretenden aumentar la documentación hasta los 35.000 perfiles

Se lee en minutos

EFE

La Universidad de Barcelona impulsa el portal en Internet Sidbrint, que contiene información de 7.000 miembros de las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil española y que pretende ampliar la documentación hasta los 35.000 brigadistas que se calcula que vinieron a combatir al lado de la República.La responsable del proyecto, Lourdes Prades, ha señalado que Sidbrint combina las metodologías de la historia y la documentación con el uso de las nuevas tecnologías digitales".

En el proyecto han participado investigadores e historiadores de las universidades Complutense Carlos III de Madrid, la de Castilla-La Mancha, la de Salamanca, la Politécnica de Valencia, la de Girona, la Rovira i Virgili de Tarragona, la de Bolonia, la de Zúrich y la de Erlangen-Nuremberg. La participación de los interbrigadistas en la Guerra Civil española junto a la República, ha recordado Prades, fue "uno de los episodios que muestra mejor la repercusión mundial de la Guerra Civil española, y cómo aconteció un símbolo de la lucha contra el fascismo".

Según las fuentes bibliográficas, alrededor de 35.000 brigadistas vinieron a combatir por la República, algunos de ellos escritores e intelectuales conocidos, pero en su mayoría individuos anónimos. Sidbrint pretende recuperar la memoria individual y colectiva de estos combatientes y, al respecto, Manuel Requena, de la Universidad de Castilla-La Mancha y autor de varios libros sobre los brigadistas, ha subrayado la importancia de recuperar su memoria histórica, pues "de muchos no se sabe ni dónde están enterrados". La directora de la cátedra de Memoria Histórica del siglo XX en la Complutense, Mirta Núñez, especialista en la prensa de guerra en la zona republicana, considera el portal "modélico" por su interdisciplinariedad, ya que "combina bibliografía, hemerografía y memorias".

PERFIL COMPLETO

El Sidbrint ofrece información de la procedencia de cada brigadista, sus posibles sobrenombres, profesión, pertenencia a organización política o partido, su participación en batallas o luchas de la Guerra Civil, y qué les pasó después de la guerra, si murieron, si volvieron a sus países de origen, fueron detenidos o ingresaron en campos de concentración. Del ingeniero norteamericano Hams Amlie se informa que fue herido en Boadilla del Monte, luchó en el Batallón Lincoln, y abandonó España en protesta por la campaña de aplicación de la pena de muerte a los brigadistas que desobedecían las órdenes estrictas.

La pintora Felicia Browne, la primera víctima británica, se sabe que murió en 1936 en Aragón. En la actualidad, ha informado Prades, ya tienen documentados más de 7.400 brigadistas de los entre 30.000 y 40.000 que se calcula que vinieron, así como más de 900 fuentes informativas, si bien las fuentes podrían superar las 10.000. En fase de desarrollo, ha añadido Prades, el Sidbrint prepara un sistema de geolocalización para ubicar a los brigadistas en el tiempo, así como un sistema de clasificación por fecha o encuadramiento militar.

Noticias relacionadas

El historiador alemán Walter Bernecker, de la Universidad Erlangen-Nuremberg, estudioso de la participación alemana en la Guerra en los dos bandos, ha indicado que el portal es fundamental para la historiografía alemana, pues "la Guerra Civil española también fue, a escala menor, una guerra civil alemana, y los alemanes se enfrentaron a las pocas semanas del inicio de la contienda". "Para los antifascistas alemanes, la ansiada derrota de Franco era equiparada a una merma de poder por parte de Hitler y Mussolini", ha apuntado Bernecker.

Unos mil alemanes interbrigadistas sobrevivieron a la guerra española, y de ellos, "los que volvieron a la RDA, si eran comunistas ortodoxos obtuvieron puestos importantes en el Estado o la policía, pero los que retornaron a la RFA fueron denostados durante décadas y vistos como 'rojos".