Ir a contenido

La semana de Música Religiosa de Cuenca empieza con buen pie

El pianista Javier Perisanes, el director Fabio Biondi y el violoncelista Jean-Guihen Queyras destacan en la programación

CÉSAR LÓPEZ ROSELL / CUENCA

La 54ª edición de la Semana de Música Religiosa de Cuenca ha empezado con buen pie. La prestigiosa muestra de música barroca, que coincide con los populares oficios y procesiones de Semana Santa, no ha querido ser ajena a la celebración del quinto centenario del nacimiento de Teresa de Jesús, a la que ha dedicado el concierto inaugural del sábado en la teresiana basílica de Nuestra Señora de la Asunción de Villanueva de la Jara.

El recorrido por la vida, obra y milagros de la santa con obras de, entre otros, Cristóbal de Morales, Francisco Guerrero o Tomás Luis de Victoria, abarrotó el templo. El organista Andrés Cea y Schola Antiqua llenaron de emoción espiritual esta cita que se completará con actividades sobre la figura de la mística.

Pero este es solo uno de los ejes de la amplia programación de la muestra que dirige Pilar Tomás. El festival sigue fiel a su compromiso con la creación contemporánea que este año protagonizan el joven y emergente Joan Magrané, con el estreno del encargo de una obra conmemorativa de los 20 años de la vidrieras de la catedral diseñadas por el artista Gustavo Torner, y el estreno de 'Las danzas de la muerte' del veterano José María Sánchez-Verdú.

Centenario de Scriabin

La muestra conmemora también el centenario de la muerte de Scriabin. La Sinfónica de Galicia, dirigida por Dima Slobodeniouk, ofrecerá  en el Auditorio la sinfonía de ‘El poema divino’ del autor dentro de un programa en el que la estrella será Javier Perianes interpretando el 'Concierto para piano' de Ravel. El gran pianista onubense ya triunfó el Domingo de Ramos con obras de Schubert, Mompou y Debussy.
Él artista es una de las figuras de estas jornadas junto con el violoncelista francés Jean-Guihen Queyras, que ha interpretado la integral de las suites para el instrumento de Bach.

Del genio del barroco se ofrecerá también el Jueves Santo la ‘Pasión según san Mateo’. Balthasar Neumann Choir y Le Concert Lorrain, con el tenor y músico Cristoph Prégardien al frente, afrontan este demandado evento. Lo propio sucede con el doblete del italiano Fabio Biondi. El recién nombrado director musical del Palau de les Arts y experto en música antigua abordará el sábado con la Stavanger Symphony Orchestra y un grupo de destacados solistas el oratorio ‘Muerte y sepultura de Cristo’ de Caldara, y el domingo la ‘Misa de la coronación’ de Mozart con los mismos efectivos.

Música y procesiones con tirón 

Pero hay mucho más donde elegir. Los que se animen a viajar a Cuenca, que este año registrará una ocupación de casi el 100% en sus alojamientos a causa del doble tirón de la música y las procesiones, podrán escuchar a formaciones como El León de Oro, los grupos corales Kea y Tallis Scholars, la Camerata Boccherini y la soprano María José Moreno interpretando un ‘Stabat mater’, el Cuarteto Quiroga, Tasto Solo, Ensemble Organum, Capilla Cayrasco y el Ensamble Solistes XXI junto con el violagambista Cristophe Desjardins.


Exposiciones, como la dedicada a la obra de Torner, conferencias, liturgias y otras actividades completan una intensa semana que tiene como escenarios, además del Teatro Auditorio, los museos, iglesias y monumentos de esta histórica ciudad. Y ello, en tiempo de severos recortes presupuestarios, tiene un mérito extraordinario. “Muchos artistas han ajustado sus cachés para acudir la cita, pero el coste de los vuelos y alojamientos no ha disminuido”, señala Pilar Tomás para ilustrar las dificultades que tiene que superar para mantener una programación de calidad. “Pero me anima pensar –continúa- que la tradición y prestigio de esta cita entre los melómanos nacionales e internacionales nos deparará un futuro mejor”.