Ir a contenido

MÁSCARA DE 3.300 AÑOS DE ANTIGÜEDAD

La chapucera restauración de la barba de Tutankamón se cobra su primera víctima

La restauradora jefa del Museo Egipcio ha sido destituida y trasladada al Museo de Carruajes Reales

Un turista contempla la máscara de Tutankamón, el pasado noviembre, en el Museo Egipcio.

Un turista contempla la máscara de Tutankamón, el pasado noviembre, en el Museo Egipcio. / EFE / KHALED ELFIQI

La chapucera restauración de la barba de la máscara de Tutankamón, icono del Museo Egipcio de El Cairo, ya se ha cobrado su primera víctima, la de la máxima responsable de los trabajos de restauración del emblemático museo, Ilham Abdelrahmán, que ha sido trasladada al Museo de Carruajes Reales.

La decisión la ha dado a conocer el ministro de Antigüedades, Mamduh al Damati, después de que las autoridades reconocieran la "restauración defectuosa" de la joya de la corona del mayor museo de arte faraónico del mundo. Según ha explicado el director del departamento de Museos, Ahmad Sharaf, todas la personas relacionadas con lo ocurrido están siendo investigadas para tomar las decisiones oportunas.

Tras la fulminante destitución de la directora de restauración, su puesto será ocupado de forma interina por el principal especialista en trabajos de restauración del Museo Copto, Said Abdelhamid, mientras continúa el vendaval desatado por el criticado trabajo.

ESPECULACIONES SOBRE LA MÁSCARA

El desaguisado, que se conoció por una filtración de unos trabajadores de la institución descontentos con el resultado de la intervención, ha hecho zozobrar el barco insignia de los museos egipcios, sobre el que han arreciado nuevas olas de crítica. La última ha sido la de un responsable que ha llegado a asegurar que la máscara de Tutankamón que se expone en el museo es una mera imitación del original, que habría sido robada durante los disturbios que siguieron a la revolución del 25 de enero del 2011.

Sharaf se ha apresurado a negar estas denuncias y ha hecho hincapié en que solo hay una máscara y en que es la original. Asimismo, ha avanzado que se tomarán medidas contra el autor de estas polémicas declaraciones, a quien el responsable de museos acusa de intentar perjudicar "la imagen del país" y el flujo de turistas, para quienes la visita al tesoro de Tutankamón es parada obligatoria.

0 Comentarios
cargando