Ir a contenido

NOVELA NEGRA

Alicia Giménez Bartlett se alza con el Premio Pepe Carvalho

ELENA HEVIA / BARCELONA

La escritora Alicia Giménez Bartlett.

La escritora Alicia Giménez Bartlett. / GUILLERMO MOLINER

Está muy claro quién es el padre de la novela negra barcelonesa, Manuel Vázquez Montalbán. Pero puesto a establecer maternidades, muy probablemente ese honor le corresponda a Alicia Giménez Bartlett, una albaceteña -como la tropa de Muchachada Nui, pero con otras coordenadas- que se radicó aquí muy joven para quedarse y amplificar la fama negro-criminal de la ciudad por el mundo. Ayer, el círculo se cerró cuando a la escritora le notificaron que el Premio Pepe Carvalho 2015 era suyo «por haber renovado la novela policiaca española aportando una perspectiva femenina y feminista». Bartlett recibirá el premio el próximo 5 de febrero en el marco de la próxima edición de BCNegra.

Fuerte e independiente

Petra Delicado es la comisaria de policía que protagoniza esa mirada singular a través de las nueve novelas que hasta el momento componen la serie. Junto a ella, y como contrapunto a su carácter fuerte e independiente, se sitúa el subinspector Fermín Garzón, en una faceta más llana y humorística. Bartlett inició las aventuras de Delicado en los años 90,  cuando el género negro todavía no había realizado la eclosión de años posteriores y sus aventuras conocieron una versión televisiva que protagonizó Ana Belén (mientras que Garzón fue Santiago Segura). Las novelas de la autora han cosechado una importante  recepción en España, Francia y Alemania pero ha sido en Italia donde, publicada por la selecta editorial Sellerio, sus cifras de venta se han multiplicado por tres.

En enero, poco antes de la concesión del premio auspiciado por el Ayuntamiento de Barcelona, aparecerá un nuevo volumen de la serie Petra Delicado, nueve relatos bajo el título Crímenes que no olvidaré.

0 Comentarios
cargando