Ir a contenido

MÚSICA

El Altaveu se refuerza bajo el signo del pop

El festival de Sant Boi de Llobregat prima el perfil alternativo en su 26ª edición, que se celebra el viernes y el sábado

JORDI BIANCIOTTO / BARCELONA

Sant Boi de Llobregat refuerza, el viernes y el sábado, su compromiso con las músicas de autor acogiendo la 26ª edición del Altaveu, una muestra que se abrió paso en 1989 en torno a la canción y el folk y que en la actualidad decanta su programa hacia el pop independiente y cercanías. Nombres de nuestra escena, como Mishima, Gerard Quintana y El Petit de Cal Eril, se citan en el cartel con figuras internacionales como Laetitia Sadier, la excantante de Stereolab, y Neil Halstead, el que fuera componente de Mojave 3 y Slowdive.

El Altaveu consolida el triángulo escénico establecido el año pasado en torno al teatro de Cal Ninyo y los Jardins de l'Ateneu (recintos de pago a precios populares) y la plaza del Ajuntament, con conciertos gratuitos. La programación de Cal Ninyo comenzará a andar el viernes por la tarde con una nueva iniciativa, Altaveu Spoken Word, que acogerá propuestas de poesía abierta a nuevos formatos con Bradien y Eduard Escoffet, una actuación a la que relevará, el sábado, la de Esperpento.

En ese escenario habrá la tarde del viernes sendas voces femeninas, Joana Serrat, con el folk-rock de Dear great canyon, y la francesa Laetitia Sadier, que mostrará su segundo disco, Silencio, inspirado en la sensación de quietud que experimentó al visitar una iglesia de Zamora. El sábado, Cal Ninyo acogerá a dos cantautores alternativos, el reconocido Neil Halstead, con su estilo interiorista y luminoso, refinado en última obra, Palindrome hunches, y el emergente Robert Ellis, afiliado a un folk que toma nota del country tradicional.

DE LA PSICODELIA AL SOUL / Por los Jardins de l'Ateneu pasarán el viernes Jose Domingo, con la audaz neopsicodelia sureña de Almería, y Mishima, en la gira de su disco L'ànsia que cura, lanzado la pasada primavera. El sábado, el soul del joven cantante británico Myles Sanko, y el rock'n'roll con aromas negros de Gerard Quintana y su actual cómplice, Xarim Aresté, recital incorporado a última hora tras la cancelación de Jacco Gardner.

La plaza del Ajuntament acogerá el sábado uno de los conciertos más llamativos del cartel, el estreno de la alianza de El Petit de Cal Eril con la David Mengual Free Spirits Big Band. Big Eril, título de la propuesta, ofrece un recorrido por piezas de toda la obra del grupo de Joan Pons sometidas a nuevos encuadres sonoros por una formación de una veintena de músicos encabezados por el contrabajista. El mismo recinto acogerá la noche del viernes el espectáculo Sant Boi Urban Dance, proyecto de inclusión en torno al baile protagonizado por jóvenes de la localidad y de otras poblaciones metropolitanas.

La parcela de Altaveu Frontera, consagrada a los nuevos valores, ofrece cuatro actuaciones, las de Malachi Estéreo, Pedro Parque, Xebi SF y Coriolà. Como cada año, el preámbulo del festival lo puso la entrega de premios, que tuvo lugar el jueves por la noche en el teatro de Can Massellera. Los galardonados fueron Sílvia Pérez Cruz & Raül Fernández Miró, Za!, Anímic, Orquestra Plateria, La Pegatina, el festival Blues & Ritmes y, en el premio especial a la mejor letra, Nord del grupo Patch.

0 Comentarios
cargando