Ir a contenido

monografías IMPRESCINDIBLES

Universo Hergé

Dos ambiciosas obras indagan en la vida y obra del creador de Tintín

ANNA ABELLA / BARCELONA

MUSEO HERGÉ 3 Esbozo de Tintín y los pícaros y, abajo, dibujo para portada de Los cigarros del faraón. / HERGÉ / EDITIONS MOULINSART / ZEPHYRUM EDICIONES

MUSEO HERGÉ 3 Esbozo de Tintín y los pícaros y, abajo, dibujo para portada de Los cigarros del faraón.
MUSEO HERGÉ 3 Esbozo de Tintín y los pícaros y, abajo, dibujo para portada de Los cigarros del faraón.
MUSEO HERGÉ 3 Esbozo de Tintín y los pícaros y, abajo, dibujo para portada de Los cigarros del faraón.
MUSEO HERGÉ 3 Esbozo de Tintín y los pícaros y, abajo, dibujo para portada de Los cigarros del faraón.

/

Dos alegrías ambiciosas, rigurosas e imprescindibles para los tintinólogos, podría decirse que dos biblias -de unas 500 páginas cada una- que configuran a través de su vida, su obra y sus personajes, un completo universo del creador del mítico reportero de tupé y bombachos, coinciden esta semana en las librerías: Museo Hergé (Zephyrum Ediciones), cuidado volumen profusamente ilustrado, del periodista Michel Daubert, y la documentada biografía Hergé, hijo de Tintín (Confluencias), de Benoît Peeters, la última persona que entrevistó al dibujante.

En respuesta a la intención, anunciada hace apenas un mes por la editorial Casterman y la sociedad Moulinsart, gestores de los derechos de la obra de Hergé, de publicar una novedad de Tintín hacia el 2052 para evitar que el personaje pase a ser de dominio público a los 70 años de su muerte, fue Michel Daubert, ayer en la Fundació Tàpies de Barcelona, donde presentó Museo Hergé, quien aseguró que el artista -Georges Remi (1907-1983)- le dijo personalmente que, tras su muerte, «Tintín no podía seguir». Con él coincidió Didier Platteau, cofundador de Éditions Moulinsart y exeditor de Casterman: «Aunque no lo dijo por escrito, dejó claro que tras él la cosa se acababa». Y añadió que tras hablar hace poco con la viuda, Fanny Rodwell, que prologa el libro, esta le comentó que casi había surgido como «una broma» y que por las expectativas creadas y «la presión de los medios y los lectores expresadas en internet puede acabar siendo realidad».

Museo Hergé  -del que Zephyrum lanza paralelamente la primera edición de coleccionista, limitada a 200 ejemplares numerados- está concebido como un museo portátil que sigue la estructura del centro dedicado al dibujante en Lovain-la-Neuve (Bélgica), diseñado por el arquitecto Christian de Portzamparc, con un capítulo por sala expositiva.

Daubert, que conoció a Hergé en 1970 y le entrevistó en diversas ocasiones, destacó la «amabilidad, gentileza y modestia» de un «creador contemporáneo» y «vanguardista» que «evolucionó a la vez que su obra», «nunca creó pensando en un público infantil, sino en lectores como él mismo» y que, a pesar de la sencillez de su imaginario, «a nivel narrativo es comparable a cineastas como Ford y Truffaut». Según Platteau, «su obra está fuera del tiempo porque Tintín se ha convertido en un mito. No tiene familia, ni hijos, ni historias de amor y gráficamente es de una inmensa sencillez. Es como un molde vacío en el que cualquier lector puede entrar».

Además de curiosidades como que al creador de Milú y el capitán Haddock -con su inacabable repertorio de «casi 200 insultos e imprecaciones»- detestaba la ópera y sus «grandes gordinflonas caprichosas» y por eso obtuvo su «pequeña venganza» con la Castafiore, o que Hernández y Fernández están inspirados en su padre y su tío, hermanos gemelos, Museo Hergé reúne ilustraciones, esbozos y fotografías ya desde la niñez de Georges Remi, sus inicios en el muy conservador y católico Le Petit Vingtième, con Tintín en el país de los soviets, polémicas como las acusaciones racistas por Tintín en el Congo y su actitud durante la ocupación nazi de Bélgica, que le valió acusaciones de colaboracionismo, pero también su humanismo, tomando partido, en El loto azul, a favor del pueblo chino acosado por Japón.

COMPLETA BIOGRAFÍA / Luces y sombras de un dibujante en las que también se adentra la biografía Hergé, hijo de Tintínde Benoît Peeters -editor, guionista, crítico-, prologada por Álvaro Pons, y documentada a través de entrevistas, cartas y testimonios, muchos inéditos, recopilados durante 30 años. Según su biógrafo, es «el personaje quien construye a su autor» y, en realidad, las aventuras de Tintín son como «una autobiografía indirecta» o «una especie de diario a través del cual se nos muestran todos los acontecimientos, públicos o privados» que le marcaron.

Temas: Tintín Cómic

0 Comentarios
cargando