Ir a contenido

Dibujante de manga. Creador de 'Campeones'

Yoichi Takahashi: "En el fútbol actual, Oliver Atom sería Andrés Iniesta"

El creador de 'Campeones: Oliver y Benji' visita el Salón del Manga de Barcelona y cuenta cómo fraguó su famosa serie de manga, que aún sigue dibujando después de más de 30 años

JOSEP M. BERENGUERAS
BARCELONA

Yoichi Takahashi, creador de Oliver y Benji (Captain Tsubasa), en el Salón del Manga de Barcelona del 2013.

Yoichi Takahashi, creador de Oliver y Benji (Captain Tsubasa), en el Salón del Manga de Barcelona del 2013.

En 1981, con tan solo 21 años, un joven japonés llamado Yoichi Takahashi decidió dibujar un manga de un deporte totalmente desconocido en su país: el fútbol. Su serie fue un éxito, hasta tal punto que, gracias a él, los niños empezaron a jugar a este deporte. En España, Campeones: Oliver y Benji (Captain Tsubasa en japonés) marcó una generación. Takahashi, 32 años después, sigue dibujando la continuación de ese manga. Y tiene cuerda para rato.

-El fútbol es una religión en España, pero en Japón era hasta hace poco un deporte desconocido. ¿Por qué decidió dibujar un manga de fútbol?

-Cuando era estudiante vi el Mundial de Argentina de 1978, y me pareció muy interesante. Me convertí en fan, y desde entonces tuve el deseo de que este deporte fuese más popular en Japón. Por eso empecé a dibujar Captain Tsubasa.

-Cuando presentó el proyecto a la editorial, ¿qué le dijeron?

-En esa época no había muchos mangas de fútbol. Me imagino que la editorial también estaba un poco preocupada. Pero yo era joven, quería hacerlo para probar. Si fracasaba pues ya me dedicaría a otra cosa.

-La serie fue un éxito y popularizó el fútbol en su país. ¿Qué sentía cuando en la calle veía que los niños jugaban a este deporte por usted?

-El fútbol no era tan popular en Japón como el béisbol. Cuando empecé la serie no existía ni una liga profesional de fútbol, por lo que los niños que soñaban con ser estrellas practicaban béisbol, yo mismo soñaba con ello. Años más tarde se estableció una liga profesional en Japón y los niños pudieron soñar con ser estrellas de este deporte.

-En España la serie Oliver y Benji fue un gran éxito. ¿Le llegaron noticias de este fenómeno en España?

-El fenómeno fue también en Japón. Era consciente de que la serie tenía muchos seguidores en Japón, España, Italia... En esa época el fútbol japonés no tenía mucho éxito. Pero que mi serie fuese popular en España significaba que mi punto de vista sobre el fútbol era universal, lo que me dio una gran alegría.

-El protagonista de la serie acabó jugando en el FC Barcelona. ¿Por qué eligió que fichara por el Barça?

-Es una historia larga y emocionante. Esta serie trata del crecimiento de Tsubasa Ozora (Oliver Atom). Tras los estudios, Tsubasa se fue a jugar fútbol profesional a Sâo Paulo (Brasil). Como muchos jugadores hacen ahora, primero se formó allí y después dio el salto a Europa. Estudié las grandes ligas europeas, y pensé que el estilo de juego de Tsubasa se adaptaba mejor a la Liga española. A qué club debía ir, ¿al Madrid o al Bar-ça? En ese momento se celebraba el Mundial de Francia (1998), y la selección japonesa jugaba en el sur del país. Pero todos los hoteles estaban llenos, y acabé alojándome en Barcelona. Fue casi una casualidad. En mi tiempo libre visité la ciudad, hice turismo y visité el Camp Nou. Cuando vi el estadio pensé que ese era el lugar donde tenía que jugar Tsubasa. Además, su estilo de juego era más similar al del Barça.

-¿Cuál fue su primer partido en el Camp Nou?

-Mi primera experiencia fue en el 2000. Fue un clásico, el primero de Figo en el Camp Nou tras irse al Madrid. Hubo mucho jaleo. Me alojé en la ciudad varios días, disfruté de la comida, de las obras de Gaudí, de los museos, como el de Miró... En Barcelona hay arte, fútbol, comida, mar, playa... Tuve el deseo de instalar a Tsubasa en esta ciudad fantástica.

-Lleva más de 30 años dibujando las diferentes etapas de Captain Tsubasa. ¿Tendrá final la serie?

-El sueño de Tsubasa es ganar la Copa Mundial de Fútbol y ser el mejor jugador del mundo. Ese es también mi sueño. Pero ese momento no tiene por qué ser el final de la historia, porque después la vida sigue. Algunos incluso me han pedido que al final Tsubasa se convierta en el presidente de la FIFA... Quizá sea demasiado (risas). Pero tras ser jugador Tsubasa puede ser entrenador... Seguiré dibujando hasta que pueda.

-¿Qué jugador real de fútbol sería en la actualidad Oliver (Tsubasa)?

-(Risas). En el fútbol actual, Tsubasa (Oliver) sería Andrés Iniesta.

 

-¿Cuánto miden los campos de fútbol en Japón? ¡En la serie no se acababan nunca!

-(Risas de nuevo) ¿Es una pregunta seria? ¡Espero que no!