'RANKING' DEFINITIVO de LOS más vendidos

Espinosa gana un Sant Jordi que bajó ventas

La facturación total descendió el 5,1%, según los últimos datos

2
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO
BARCELONA

Finalmente, Albert Espinosa ganó el pulso del pasado Sant Jordi con Albert Sánchez Piñol, aunque fuera por poca diferencia. Los últimos datos, que ya incluyen todas las grandes cadenas de más venta, dan como el libro más vendido, tanto en castellano como en catalán, aBrújulas que buscan sonrisas perdidas, seguido deVictus, pero también rectifican, a la baja, el balance económico que el Gremi de Llibreters facilitó el día después de ladiaday que, según su presidente, Antoni Daura, calculaba que se habían cumplido las expectativas del nivel de ventas del 2012. Sin embargo, según las últimas cifras de la empresa alemana de medición de audiencias GfK, el valor de las ventas ha bajado en conjunto el 5,1%. En el desglose, en realidad la facturación ha subido el 1,9 % en catalán y se ha reducido el 8,5% en castellano.

PARADAS A PIE DE CALLE / Este nuevoranking, que computa la semana del 22 al 28 de abril, viene a actualizar y completar el facilitado por el Gremi de Llibreters el día 24 (que colocaba aVictus como libro más vendido en catalán y cuarto en castellano, y a la novela de Espinosa, la segunda en catalán y novena en castellano), pero en el que no se incluían todavía todos los grandes puntos de venta. Además de no computar las cifras de Fnac y El Corte Inglés, dos de los cuatro grandes junto a Casa del Llibre y Abacus, el Gremi tampoco llegó a tiempo de contabilizar las cifras de ventas en las paradas a pie de calle, solo las del interior de las librerías, datos que sí recoge GfK.

Noticias relacionadas

El gremio inauguraba en este Sant Jordi el uso de la herramienta Libridata, una base de datos común entre editores, libreros y distribuidores, puesta en marcha la Cambra del Llibre de Catalunya y Fundacc, y que chequea las ventas reales en 174 comercios. Aunque es un sistema mejor que el de otros años, que tiene más en cuenta a las pequeñas librerías, lo cual prima el libro en catalán, el problema ha sido que no todas las tiendas han empezado a usarlo.

También GfK pone más atención al libro en catalán, siendo elrankingde referencia de las editoriales catalanas, como Grup 62, pero además recoge las cifras de Carrefour, otro gran punto de venta, sobre todo en libros en castellano.