SERVICIO DE PRÉSTAMO

El Instituto Cervantes crea una biblioteca de 3.000 libros electrónicos

La oferta de la biblioteca virtual se irá actualizando con nuevos títulos

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / Barcelona

ElInstituto Cervantes ha puesto en marcha en su red de bibliotecas un nuevoservicio de préstamo y descarga de libros electrónicos para todos sus usuarios a través de internet, con un catálogo de más de 3.000 obras. Según informa EFE, los libros electrónicos incluidos en este catálogo comprenden la lingüística, obras literarias clásicas y contemporáneas de autores españoles e hispanoamericanos, historia, arte y literatura infantil.

El objetivo de esta biblioteca virtual, que se irá actualizando con nuevos títulos, es promocionar la cultura y la lengua de España e Hispanoamérica, el mismo que el de las colecciones físicas de la red de bibliotecas del Cervantes, que supera el millón de volúmenes. Según el Cervantes, es una iniciativa muy novedosa en España, pues adopta el modelo de selección título a título para la creación de su colección digital, frente a fórmulas más frecuentes como la suscripción o la compra de paquetes de contenidos cerrados que ofrecen los grandes distribuidores internacionales.

Existen tres modalidades de lectura: la descarga libre, para publicaciones propias del Cervantes y para títulos libres de derechos de autor; el préstamo, destinado a los libros sujetos a derechos de autor y que tienen una protección anticopia con un plazo de préstamo de 15 días; y la lectura y visionado enstreaming, para obras que se pueden leer o ver en línea, como los videocuentos.

Noticias relacionadas

Por ahora, los libros disponibles pertenecen a las editoriales Gredos, Larousse, Iberoamericana, Red-e, Antígona y Leer-e (esta última comercializa los autores de la agencia literaria de Carmen Balcells).

Los formatos de las obras que se ofrecen desde la plataforma son los más extendidos: e-Pub y PDF. También se pueden ver vídeos y próximamente se incorporarán documentos en MP3 y MP4 con grabaciones sobre literatura oral. En cuanto a los dispositivos lectores, se ha procurado que el sistema sea compatible con ordenadores, lectores de libros electrónicos, tabletas y teléfonos inteligentes.