Tercera edición de un puente cultural

Amazon España sostiene que ha «superado las expectativas»

1
Se lee en minutos
ERNEST ALÓS
BARCELONA

Como un signo de los tiempos, Amazon España se estrenó ayer en Sant Jordi con varias ofertas en la web y un desembarco en un hotel cercano a la Rambla para presentar sus últimos modelos y a la generación de autores que han pasado de la autopublicación al éxito, bastantes de ellos de la mano de B de Books. Eso sí: novedades informativas por parte de sus responsables, pocas. Koro Castellano, directora de Amazon España, solo reconoció que las ventas desde su lanzamiento «han superado las expectativas» tanto en la venta de libros físicos a través de la página amazon.es como con las descargas de libros electrónicos para Kindle.

Siguiendo la rígida política informativa de la casa, la ejecutiva de la mayor librería del mundo rehusó ofrecer cifras de ventas, fechas de lanzamiento en España de la tableta Kindle Touch o de un sello propio de Amazon en papel o si las tendencias entre los lectores priman las descargas para ele-readerpropio de la compañía, el Kindle, o la lectura a través de las diversas aplicaciones para teléfonos inteligentes y tabletas. Una única precisión: los usuarios de Amazon que se compran un Kindle triplican su consumo de libros, tanto impresos como digitales. ¿Compran solo los libros impresos que no tienen versión digital? Es una sospecha razonable, pero que los responsables de la firma tampoco confirman. Mientras, autores de B de Books como Bruno Nievas celebraban formar parte de «una revolución».