Ir a contenido

MNAC

El corazón del románico estrena dos joyas del gótico

«La riqueza de su patrimonio, que abarca desde la Edad Media hasta el siglo XX, y la extraordinaria calidad de sus colecciones» es motivo más que suficiente, segun Maite Ocaña, directora del centro, para desplazarse hasta la montaña de Montjuïc y cruzar la puerta del Museu Nacional d'Art de Catalunya, aunque no sin antes gozar de la vista que se disfruta desde la entrada.

La sorpresa de este año es que en el territorio del románico -el MNAC tiene los mejores fondos del mundo del estilo- reina el gótico. La colección de los siglos XI, XII y XII está cerrada por reformas pero a cambio el museo presenta «dos adquisiciones extraordinarias, tanto el retablo de Despuig i Cirera como el de Joan Mates, por sus dimensiones y calidad, que enriquecen la colección de Gótico», apunta Ocaña, dos piezas «imprescindibles de ver», opina la directora, si se entra en el museo.

Otra visita obligada es la exposición temporal, Realismo(s), para ver «la confrontación entre las obras magníficas de Courbet, y la última parte de la muestra, en la que juega el realismo del siglo de oro con el siglo XIX y el XX». Y para relajarse entre tanta belleza, a las 21 horas, actúa la Sit Jazz Band, en la Sala Oval.