Relevo en la academia de la lengua española

La y griega se salva, guión, no

La nueva Ortografía aprobada por las 22 academias de la lengua española llega a las librerías

Se lee en minutos

J. F.
MADRID

Tras la polémica generada recientemente al hacerse públicas las novedades que incorpora la nueva Ortografía, los presidentes de las 22 academias de la lengua española hicieron ayer un llamamiento a la prudencia en la presentación del texto que va a servir de guía para el uso escrito de este lenguaje. «Hacemos recomendaciones, no imposiciones. El debate que se ha montado es irreal», señaló ayer Víctor García de la Concha en su último acto como presidente de la academia española.

Es decir: en el futuro podremos seguir hablando de y griega -sin obligación de llamarla ye como sugiere la nueva norma-- y será opcional ponerle la tilde a los artículos demostrativos y al adverbio solo. Sin embargo, palabras como guion, Sion, Ruan, hui o riais se consideran monosílabos y escribirlas con tilde equivaldrá a cometer una falta, anunció el académico Salvador Gutiérrez Ordóñez, coordinador del nuevo tratado.

Te puede interesar

Ninguno de estos cambios es caprichoso. Todos se razonan minuciosamente en el voluminoso ejemplar 745 páginas que llega hoy a las librerías al precio de 39,90 euros. Esta nueva Ortografía, de la que se han editado 85.000 ejemplares, sustituye a la anterior, vigente desde su publicación en 1999, sobre la que añade «explicaciones científicas sistemáticas y exhaustivas para el uso de la lengua», en palabras de García de la Concha. A lo largo de 2011 se publicará un cuaderno de menor tamaño, con indicaciones ortográficas que servirá de manual para los centros escolares.

La nueva Ortografía cumple el objetivo de consensuar criterios con las academias de la lengua de ambos lados del Atlántico, aunque las novedades ortográficas estarán abiertas a la utilización que de ellas hagan sus usuarios. «El objetivo es que acabemos escribiendo como hablamos y hablando como escribimos. Pero, ante la duda, el uso siempre es soberano», advirtió el hasta ayer presidente de la Academia española.