'THRILLER'

'Chloe', una intriga sin alma

Se lee en minutos

QUIM CASAS

Hay directores, de los considerados autores, que realizan mejor que otros lo que se entiende por encargo. Atom Egoyan no es uno de ellos. Parece que su tiempo pasó y ya es difícil que pueda deparar obras tan singulares como Exótica y El dulce porvenir, los filmes que cimentaron definitivamente su prestigio a la vez que, paradójicamente, empezaron a perfilar su declive. Chloe es un encargo asumido con simple, demasiado simple, corrección. De entrada se trata del remake de una película francesa, Nathalie X, bastante más incisiva y perturbadora. La historia de una obsesión, la ambigüedad amorosa, los celos y la dualidad que relata Chloe estaba mejor trabajada en el original. Egoyan ha firmado un thriller psicológico sin alma.