Ir a contenido

IDEAS

Estómagos del alma

Albert Espinosa

Artículo 183. Dice la Universidad de Boston que el 90% de los amigos nuevos los hacemos en verano. Que hay algo en las horas de hamaca, en esos días largos y en esas noches calurosas que propicia que se cree la amistad. Aunque lo que no ha podido determinar esta universidad es por qué dos personas se hacen amigos, cuáles son las variables para que alguien decida que otra persona se convierte en su amigo. Dicen que a veces es un acto muy complicado y, a veces, tremendamente sencillo.

Y es que, en ocasiones, tan solo hace falta que vuestra película favorita sea la misma o que os guste el mismo tipo de música o que tengáis un código similar respecto a la vida. Misma forma de mirar, de escuchar o de sentir... Yo tampoco tengo la solución a este misterio, lo que sí que tengo son dos amigos que comparten algo que los hace únicos. Resulta que ellos comparten... Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Tercera posición. Sense tu. Me entusiasma esta canción del grupo Terapia de shock. Se ha convertido automáticamente en mi canción del verano y banda sonora de mi esófago. ¡Brutal!

Segunda posición. Toy Story 1 & 2 (Edición especial en Blu Ray). Antes de ver la tercera he disfrutado de esas dos primeras joyas: 183 minutos que no puedes parar de ver cientos de veces y que te obligan a abrazar nuevamente a los juguetes de tu niñez. ¡Cómo envidio a Andy!

Primer lugar. Tributo de Mario Gas a Miguel Hernández (Festival de Peralada). El recital rebosa emoción, dolor y pasión. Mario Gas destila tal fuerza que quedas sobrecogido y atrapado. Increíble ese verso final: «...Tristes hombres si no mueren de amor, tristes, tristes...»

Y volviendo a mis amigos especiales que os comentaba. Tengo dos amigos que no comparten películas ni música ni ideas en común. Son totalmente diferentes; lo que les une es... Un mismo estómago. No es tan solo que les gusten los mismos platos sino que también les disgustan las mismas comidas. Siempre que quedas con ellos, tan solo pide uno y sabes que los dos disfrutarán. Me dan una envidia...

¿Alguien se ofrece a compartir estómago conmigo este verano? ¡Feliz domingo!

0 Comentarios
cargando