El Periódico de Catalunya

Martes 25 septiembre 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

ESTOY EN WASHINGTON

Cine de autor y de gorra

En la capital de EEUU no hace falta gastarse ni un dólar para ver buenas películas. Hay pases gratuitos en galerías de arte, centros culturales y algún que otro antro de película

Cine de autor y de gorra

Ciclo de cine con el Capitolio de fondo, pantalla gigante y cinéfilos sobre césped.

La capital de Estados Unidos es una ciudad con bastante más vida subterránea de lo que sugieren las guías turísticas y su paisaje urbano, pero para encontrarla hay que huir de ideas preconcebidas y estar atento a las carteleras culturales. Especialmente si se quiere disfrutar de la cultura sin que el bolsillo se resienta demasiado. Sucede con la música en directo. Hay muchos conciertos en pequeños restaurantes, bares con subterráneos atronadores e iglesias que alternan las catequesis con música de bandas generalmente sin edad todavía para beber cerveza. Y esa lógica sirve también para el cine. Para ver buenas películas no hace falta pagar entre 13 y 15 dólares (entre 10 y 12 euros) para sentarse en un cine al uso. Un puñado de galerías de arte, centros culturales y antros de distinto pelaje ofrecen pases gratuitos para el cinéfilo. Desde cine clásico a serie B, pasando por documentales o pelis de Bruce Lee.

Los centros culturales son una apuesta segura para ver cine independiente, extranjero y de autor, la clase de cintas que escasean en las salas convencionales. El último viernes de cada mes la cita es en el Instituto Goethe, donde se proyectan películas en alemán subtituladas. Para los amantes de Kurosawa e Imamura, el Centro de Información y Cultura de Japón ofrece una programación extensa con ciclos retrospectivos y, a su vez, miradas a géneros más nuevos como el anime. Sin salir del continente asiático, la galería Freer Sackler alterna festivales como el 'Made in Hong Kong' o el Festival de Cine Iraní, con películas recientes como la indonesia 'Marlina the murderer in four acts'.

DOS PELÍCULAS GRATIS EN LA BIBLIOTECA DEL CONGRESO

La Biblioteca del Congreso es uno de los lugares más fascinantes de Washington, algo así como una versión moderna de lo que debió de ser en su día la de Alejandría. Tiene la mayor colección mundial de libros, mapas, grabaciones, películas y publicaciones periódicas en toda clase de idiomas, más de 167 millones de elementos catalogados que ocupan 1.348 kilómetros de estanterías. Entre esa montaña apabullante de cultura también se puede ver cine gratuito. Un par de películas al mes, en el Teatro Mary Pickford. Otro lugar increíblemente evocador para disfrutar del séptimo arte es el National Mall. El ciclo comienza en junio, siempre al atardecer, en pantalla gigante, con el personal tumbado en el césped y con el Capitolio al fondo.

Si se busca una experiencia un poco más abracadabrante, el colectivo Shaolin Jazz pincha hip hop con películas de kung-fu como trasfondo en el bar Songbird. Y la Sociedad de Cine Psicotrónico celebra su trigésimo aniversario con cine de serie B y de terror cada lunes en el Smoke & Barrel, otro bareto de la ciudad.