Automoción

Porqué el Seat Mii fue el único Seat que cerró 2020 en positivo

  • El pequeño utilitario de Seat se mantiene contra viento y marea en el mercado, por necesidades estratégicas al ser un cero emisiones y por ser el único en el segmento de la marca española

Porqué el Seat Mii fue el único Seat que cerró 2020 en positivo
Se lee en minutos

Cual Lázaro en La Biblia o Boris Karloff en ‘La Momia’, el caso del Seat Mii merece la pena ser estudiado y englobado entre los que ‘resucitan’. Y es más, si repasamos la lista de modelos que se vendieron de Seat en nuestro país el pasado año 2020, encontraremos que el pequeñín de Seat fue el único modelo de la marca española que cerró sus cifras en positivo, por encima de las de 2019. Y en un año de pandemia.

Vaya crack. Un coche con nombre de avatar en las consolas de Nintendo desde 2006, el único de la gama de Seat que no lleva un nombre de topónimo español, ha sido el que mejor porcentaje de ventas alcanzó en 2020. Analicemos porqué.

Mientras la gama completa cayó un 38,63% el pasado año (Alhambra -58,23%, Arona -38,85%, Ateca -22,87%, Ibiza -54,85%, León -34,21% y Tarraco -41,84%), el Mii fue el único en crecer, un 2,73%. Aunque la verdad es que esta resurrección tiene algo de ‘trampa’ ya que estamos hablando de un coche que dejó de estar en cartera a finales de 2019 y la dirección del grupo Volkswagen decidió dejarlo de producir junto al Volkswagen Up y al Skoda Citigo, sus hermanos gemelos.

Digamos que ya estaba muerto. Pero como dice la canción que inmortalizó Peret, “no estaba muerto, estaba de parranda” y resucitó. ¿Por qué? Pues sencillamente por un tema de tiempos… y de normativa de emisiones. Las versiones de gasolina habían dejado de comercializarse en julio de 2019 (las de gas también fenecieron) y solo mantuvieron la última lanzada, la eléctrica.

Electrificación y normativa

La necesidad de estar presentes en el despegue de la electrificacion en Europa por parte de todos los fabricantes pilló a contrapié al grupo alemán. Su idea era desarrollar una plataforma eléctrica para coches pequeños (recuerden que Seat estuvo inmersa en ese desarrollo que acabó cediéndose a China, pero parece va a volver), pero la rápida respuesta de la competencia con los modelos eléctricos dejó al consorcio Volkswagen en inferioridad ya que no tenían acabada esa plataforma pequeña electrificada.

En una rápida maniobra, Herbert Diess, aceptó indultar a los pequeños de la casa en 2019 y mantener las versiones eléctricas. La entrada en vigor de la normativa comunitaria de emisiones, que rebaja la media a 95 gramos, obligó a echar el resto al grupo y apostar por modelos de cero emisiones. De ahí el subidón. El Mii salió beneficiado.

La planta en la que se producen, en Bratislava, no daba abasto ante la demanda de estos pequeños utilitarios, especialmente el Up y el Mii. Los cupos asingados se superaron, y de hecho Volkswagen anunció que dejaban de producirlos. Sin embargo, después de anunciar el cese de producción, en noviembre de 2020 Seat volvió a admitir pedidos del Mii. Lógico, no tenía el volumen del Ibiza o el León pero era el único que estaba creciendo en ventas en un año convulso.

Además, es de los eléctricos más baratos del mercado (desde 18.800 euros sin las ayudas). De hecho, sigue estando en cartera en 2021 esperando la llegada del utilitario eléctrico del grupo Volkswagen, que no es el Born de Cupra ni el ID.3 de la marca alemana. Además, se da la paradoja que muchos países europeos han tenido que dejarlo de vender al no disponer de más modelos en producción.

El séptimo utiliatrio de Seat

Por lo tanto, la resurrección del Mii tiene su excplicación racional y por lo tanto, no se trata de un hecho paranormal. Así que, si nos creemos a la gente de Seat, en 2021 seguiremos teniendo Mii. Al menos hasta que se haya desarrollado al completo la plataforma eléctrica pequeña.

Pero, hagámos un poco de historia de este pequeño utilitario, uno de los primeros que nació a imagen y semenjanza de sus hermanos del Grupo Volkswagen (Up y Citigo) allá por 2011. Tenía la misión de reemplazar al Arosa, quien a su vez había tomado el relevo del Marbella, y éste del Panda, y éste del 133, y este del 850 hasta llegar al mitico 600. Por lo tanto, el Mii es el séptimo de la saga en Seat.

Te puede interesar

El Seat Mii, cuyas cotas llevan diez años siendo las mismas, ofreció en su llegada al mercado motores de gasolina (60 y 75 CV) y de gas (GNC de 68 CV). En 2019 llegó el protagonista, el Mii Electric, seis años después del primer prototipo eléctrico sobre esta carrocería. El Mii actual ofrece dos versiones, Electric y Electric Plus, equipados con batería de iones de litio de 36,8 kWh y un motor de 61 kW (83 CV). Su autonomía homologada es de 259 kilómetros.