02 abr 2020

Ir a contenido

NUEVO ÁLBUM

Ramon Mirabet: "Pensar qué hacer para vender más no va conmigo"

El músico barcelonés presenta su segundo disco, 'Home is where the heart is', en la sala Apolo

MARTA CERVERA / BARCELONA

Ramon Mirabet interpreta en acústico ’Wake up’, pieza de su nuevo álbum ’Home is where the heart is’. / FOTO: RICARD FADRIQUE VÍDEO: ANA C. BAIG

El cantante y compositor barcelonés Ramon Mirabet publica su segundo disco, 'Home is where the heart is', en el que mantiene la apuesta por la frescura y la autenticidad como marca de estilo. El jueves presenta sus nuevas canciones en la sala Apolo, y, a modo de apertivo, dejó antes grabada una sesión acústica en EL PERIÓDICO.

¿Qué ha cambiado entre 'Happy Days' y este nuevo disco? Tengo más experiencia, y por eso me he atrevido a autoproducir algunas piezas, aunque he vuelto a contar con Marc Parrot como productor. Vestir o desvestir canciones, verlas en su estado primitivo e imaginar cómo pueden llegar a sonar es algo que cada vez disfruto más.

Sigue cantando en inglés ¿No le tientan los idiomas de casa? Siempre he hecho música que me sale de dentro sin pararme a valorar si tendría más éxito o me convendría más cantar en catalán o castellano. En mi primer disco apenas había estribillos...

Le gusta ir a contracorriente. Pensar en lo que debo hacer para vender discos no va conmigo. Hago lo que me gusta, simplemente.

¿De dónde surgió la idea de hacer una versión de 'There but for fortune', de Joan Baez, en la que canta con su madre? Me interesaba viajar en el tiempo y tener la posibilidad de, a mis 31 años, reunirme con mi madre cantando gracias a una grabación que ella realizó a los 17. Mi madre era y es una de las voces más bonitas que he escuchado nunca. Ahora es asistente social y sigue cantando.

¿Qué le impulsó a crear 'Wake up', la pieza que ha dejado en acústico para 'Música Directa' en EL PERIÓDICO?¿Le va la canción protesta? La letra establece un paralelismo con el mito de la caverna de Platón: hay que salir de la cueva y no quedarse empanado con lo que te venden. No me considero una persona reivindicativa, pero hay muchas cosas que me molestan y me gustaría cambiar.

¿Le gustaría cambiar, por ejemplo, la situación de la música en directo en los locales de Barcelona? En el 2009 toqué por primera vez en público en un bar, el 37 Grados. Allí ya no se puede tocar música en directo porque les quitaron la licencia. En Londres, por ejemplo, hay música en cada pub. Aquí solo te dan oportunidades de tocar cuando tienes un nivel, pero cuando has de empezar de cero las oportunidades son mínimas o nulas. Una lástima.

¿Sitges, donde se ha instalado, está mejor en ese sentido? Allí es distinto. Nunca he tenido una experiencia negativa. Durante un verano, cuando nadie me conocía aún, toqué a diario en el Racó de la Calma. Guardo los mejores recuerdos de mi vida de aquella expriencia.