F1-GRAN PREMIO DE HUNGRÍA

Verstappen, remontada de campeón en Hungría

  • El piloto de Red Bull ha escalado desde la 10ª posición para llevarse su octavo triunfo de la temporada, con nuevo fiasco de Ferrari 

  • Leclerc ha perdido su ventaja por la estrategia y Sainz se ha visto lastrado por dos paradas demasiado lentas

El piloto holandés de Red Bull Racing, Max Verstappen, compite durante el Gran Premio de Hungría de Fórmula Uno en Hungaroring en Mogyorod, cerca de Budapest, Hungría

El piloto holandés de Red Bull Racing, Max Verstappen, compite durante el Gran Premio de Hungría de Fórmula Uno en Hungaroring en Mogyorod, cerca de Budapest, Hungría / JURE MAKOVEC/AFP

4
Se lee en minutos
Laura López Albiac

La lógica no va con Max Verstappen. Ni tampoco con Ferrari. En Hungría, este fin de semana, todo apuntaba a un doblete de la 'Scuderia' y a una carrera con muchos problemas para el líder de Red Bull, que partía décimo en parrilla tras el fallo de fiabilidad de su monoplaza en la Q3 del sábado. Pero a la hora de la verdad el piloto neerlandés ha sabido leer mejor que nadie la carrera en el Hungaroring y se ha llevado una victoria, la octava de la temporada para él, que puede valer un campeonato. Quedan nueve grandes premios, tras el paréntesis estival, y la ventaja de 'Mad Max' al frente del campeonato sigue creciendo. Ya son 80 puntos con Leclerc.

Verstappen ha subido al podio escoltado de nuevo por Hamilton y Russell, como la pasada semana en Francia. A Sainz, marcado por dos paradas lentísimas, se le ha escapado el podio y Leclerc ha acabado sexto, condenado de nuevo por una pésima estrategia de Ferrari. Fernando Alonso tampoco ha tenido una carrera fácil. La lluvia no ha aparecido hasta el final y el asturiano debido que conformarse con la octava posición, por delante de Ocon.

Russell resiste

La carrera ha comenzado bajo amenaza de lluvia, que no se ha materializado y ha permitido arrancar con neumáticos slicks. Los hombres de Ferrari han optado por el compuesto medio, mientras Russell se ha decantado por el blando para mantener su ventaja en la salida desde la pole. En la Scudería solo había una consigna para Sainz y Leclerc: prohibido tocarse. Carlos ha arrancado muy bien, al igual que su compañero, pero el piloto de Mercedes se ha defendido magistralmente y ha conseguido poner unos metros de ventaja.

Por detrás, Norris ha conservado la cuarta plaza y Hamilton ha conseguido escalar dos posiciones (5º) a costa de los Alpine, mientras Ocon se lo ponía difícil Fernando Alonso y los Red Bull , que antes de la carrera cambiaron motor sin penalización, empezaban su remontada desde la zona media de la parrilla.

Después de protagonizar la peor clasificación de la temporada, Verstappen y Pérez partían 10º y 11º, respectivamente, pero en menos de 10 vueltas se han situado a la estela de Hamilton, con Verstappen lanzando un ataque fulminante sobre el heptacampeón británico y con Norris, con mucha degradación. Lewis ha resistido la primera embestida y Max y Checo han superado al McLaren como un ‘avión’.

Parada lenta para Sainz

Los blandos de Russell han dicho ‘basta’ y Leclerc ha pedido a Sainz que aumentara el ritmo para dar cuenta del inglés, que ha tenido que anticipar su parada para cubrir un posible ‘undercat’ de Ferrari. Sainz ha pasado por boxes una vuelta más tarde y tras otro pit stop lento de los de Maranello, ha regresado a pista por detrás del Mercedes y de un Ocon, que le ha ralentizado.

La parada de Leclerc ha sido un segundo más rápida que la de Sainz y el monegasco le ha ganado la posición a Carlos, mientras Russell recuperaba el liderato de la carrera perseguido por los Ferrari, con Verstappen ‘volando’ ya en cuarta plaza.

Ocon y Alonso se han ensarzado en un absurdo pulso que Ricciardo ha aprovechado para dejarles atrás, un ‘mal negocio’ para el equipo francés teniendo en cuenta que Alpine y McLaren pelean por el cuarto puesto del Mundial.

Persecucion ‘letal’

Leclerc ha elevado el listón con una implacable persecución a Russell. El británico ha resistido heroicamente en las zonas de DRS, pero finalmente no ha podido salvar el adelantamiento ‘suicida’ que del piloto monegasco, por el exterior de la curva 1 del Hungaroring, casi sin tiempo material para frenar.

Acto seguido, Sainz también se ha echado encima del Mercedes en busca del ansiado doblete para la Scuderia, pero sin perder de vista a un ambicioso Verstappen, que rodaba ya a menos de 5 segundos de cabeza y a solo 1 de Carlos.

Red Bull ha sorprendido con su estrategia, lanzando un ‘undercut’ a Sainz. Con un ‘pit stop’ super efectivo (2.4) Verstappen le ha ganado la posición a Russell y ha obligado a reaccionar a Ferrari, que ha optado por montar los duros en el coche de Leclerc, que ha quedado a expensas de Max. El líder del campeonato, muy agresivo, ha cometido un error al trompear en plena recta, pero protegido por Pérez, ha conseguido salvar la situación y volver al ataque, para batir a Leclerc a falta de 25 vueltas.

Noticias relacionadas

Sainz seguía en cabeza, aunque con una parada pendiente y mirando al cielo, sabiendo que la lluvia podía ser su única oportunidad. Pero otro ‘pit stop’ nefasto (4.6) lastró definitivamente al madrileño. La mala elección de neumáticos en el box de Leclerc, ha completado el fiasco de Ferrari, que ha vuelto a desperdiciar una ocasión de oro y de un posible doblete ha pasado a un cuarto puesto de Sainz y sexto de Leclerc, superados claramente por Verstappen y los dos Mercedes de Hamiton y Russell y aumentando la brecha con el líder del campeonato.

La F1 se marcha de vacaciones (volverá del 26 al 28 en el mítico Spa) con todo a favor para Red Bull y Max, que difícilmente renunciará a su segunda corona en las nueve carreras que restan.