PREVIA DEL GRAN PREMIO DE RUSIA

Pulso salvaje en la pista y más allá entre Verstappen y Hamilton

  • Verstappen saldrá último en Sochi tras cambiar el motor del Red Bull pero enfoca su asalto final al título con máxima ambición. 

  • El neerlandés se burla de los consejos de Hamilton para lidiar con la presión

Max Verstappen saluda a los aficionados tras lograr la ’pole’ en el GP de Austria.

Max Verstappen saluda a los aficionados tras lograr la ’pole’ en el GP de Austria. / Reuters / Leonhard Foeger

2
Se lee en minutos
Laura López Albiac

Quedan ocho grandes premios para que baje el telón el Mundial más disputado de los últimos años. El Gran Premio de Rusia, este fin de semana, será un nuevo capítulo en la lucha encarnizada que mantienen Max Verstappen y Lewis Hamilton. El pulso en la pista es salvaje. En Silverstone el neerlandés acabó en el hospital tras impactar contra el muro a gran velocidad después de una polémica maniobra del británico. Y en Monza, hace dos semanas, el sistema de protección ‘Halo’ le salvó la vida a Hamilton cuando el Red Bull pasó literalmente por encima del Mercedes. Pero a estas alturas, la batalla va más allá. Hamilton y Verstappen han entrado también en una guerra psicológica.

El jueves, antes de que comenzara la acción en Sochi, el heptacampeón del mundo asumió el rol de piloto veterano que trata de serenar los ánimos de su joven e impetuoso rival. "Sé lo que es luchar por tu primer campeonato, hay mucha presión, grandes expectativas… el deseo de ganar es enorme. Él no lo admitirá y no voy a hacer una suposición, solo digo que recuerdo cómo fue mi primera vez. Fue difícil, intenso, pasé por muchas emociones y no siempre lo manejaba de la mejor manera. Me identifico con Max y lo entiendo. Sé que continuaremos creciendo a partir de esto", analizó Hamilton. 

A sus 36 años, el británico considera que tiene una visión más amplia y lanza una advertencia al neerlandés: "Después de tanto tiempo, para mí es mucho más fácil lidiar con la presión. Tenemos que ser inteligentes y saber que hay un momento en el que no vas a hacer una curva. Se trata de asegurarte de que vives para luchar en la siguiente. Y es realmente a través de la experiencia como encuentras ese equilibrio y sabes que no todo se gana en una curva".

La ironía de Max

Verstappen, que llega con 5 puntos de ventaja en el Mundial a Rusia pero saldrá al fondo de la parrilla tras recibir tres puestos de sanción por el accidente de Monza y otros tantos por cambiar el motor y varios elementos de su Red Bull, no encajó el tono aleccionador de Hamilton y le contestó con ironía: "¡Estoy tan nervioso que apenas puedo dormir! Es tan horrible luchar por un título, realmente lo odio...", comenzó su discurso en rueda de prensa.

Noticias relacionadas

"Si alguien me conoce sabe que estoy muy relajado y no me puedo molestar. Es la mejor sensación tener un gran coche en el que poder afrontar cada fin de semana para pelear por la victoria. No importa si estás liderando un campeonato o no", explicó el líder. "Los comentarios (de Hamilton) solo demuestran que él realmente no me conoce. Lo cual está bien, tampoco necesito conocerlo y saber cómo es él completamente. Solo me concentro en mí mismo. Disfruto estando delante y con suerte podré seguir haciéndolo durante mucho tiempo", zanjó un altivo Verstappen. 

No habla precisamente de Rusia, donde arrancará último. Una oportunidad que Hamilton debe exprimir al máximo este domingo. Porque a partir de aquí, Max tendrá un motor fresco para abordar con garantías la recta final de un campeonato que echa chispas.