Fórmula uno

Carlos Sainz: “Quiero disfrutar de verme de rojo Ferrari en casa”

El piloto madrileño llega con sensaciones encontradas al Gran Premio de España tras sus tres primeras carreras

Sainz conversa con los miembros de su equipo en el box de Ferrari

Sainz conversa con los miembros de su equipo en el box de Ferrari / Europa Press

Se lee en minutos

No se sentirá arropado por 100.000 espectadores en el Circuit, no disfrutará del calor de los más entregados en su grada particular como en los últimos años. Apenas unos socios del RACC sentirán in situ la satisfacción de ver a Carlos Sainz vestido de rojo, para dar valor a que este joven de 26 años cumpla el sueño de todo piloto: conducir para Ferrari. "Tengo muchas ganas de mi primera carrera en casa como piloto de Ferrari aunque preferiría con las ganas llenas... Pero bueno, es lo que toca. Siempre se me ha dado bien el Gran Premio de España, hay que ver qué ha cambiado y, a ver, puede ser muy interesante. El corazón de la F1 sigue en Europa y lo sigue dejando claro. Si podemos o no seguir en el calendario en España ya es otra cosa", explica el español en una rueda de prensa telemática organizada por su patrocinador personal Estrella Galicia.

Llega el madrileño a su casa con sensaciones encontradas después de tres carreras, y con el recuerdo más reciente del Gran Premio de Portugal, donde batió a su compañero Charles Leclerc en clasificación, pero una estrategia equivocada segó sus opciones en carrera. Le colocaron neumático medio cuando el duro funcionaba mucho mejor, justo el tipo de goma elegido para su compañero. “Ensayamos muchas estrategias y a mí me parecía lógico usar el medio. Lo del duro no lo sabía nadie. Y, a toro pasado, todo se ve más fácil. Todo esto me hará más fuerte", dice sabedor de que cada carrera que pase engranará mejor el trabajo con sus ingenieros, en cada gran premio conocerá un poco mejor el coche, cada fin de semana se ganará más respeto entre los jefes de la Scuderia. “No sé cuando llegará el primer podio de rojo. Hemos dado un paso adelante y si cae este año y podemos lucharlo se luchará, pero creo que llevará tiempo y quizás la mejor opción sea 2022”,. asegura en tono realista.

En busca de la excelencia

Más que un podio, Sainz está centrado en maximizar su rendimiento, en finalizar el lógico y necesario periodo de adaptación a un equipo y a un coche. “La única vuelta que no he tomado riesgos es la primera de Bahréin. En Imola asumí riesgos en la remontada y a muy buen ritmo en lluvia; en la calificación de Portimao los tomé también y en la salida…” Pero el madrileño es un perfeccionista. Se le exige excelencia, un cien por cien de rendimiento en los miles de detalles que componen el rendimiento en un gran premio. “Quizás no tuve la mejor resalida tras el coche de seguridad en Portimao. A ver si aprendo bien a manejar el coche, baterías, etc, pero para dar el cien por cien como piloto de Ferrari aún queda. Para saber hacer la carrera y la estrategia perfecta me falta aún un poco de integración, es parte del aprendizaje, aún quedan 20 grandes premio y voy cumpliendo plazos, hay una progresión constante".

Noticias relacionadas

Sainz trabaja para limar los detalles que le restan de adaptación y no entiende las críticas feroces hacia Fernando Alonso tras la carrera de Imola o la clasificación de Portimao. “Alucino, de verdad. No se dan cuenta del nivel de piloto y coches y la competitividad que hay hoy en la F1, lo que cuesta adaptarse rápido teniendo pilotos con tanta experiencia. Tras dos años sin competir con el nivel que hay siempre va a tocar carreras o calificaciones de sufrir pero ya se vio que a Fernando se le pasa rápido y el domingo pudo hacer un carrerón, sin trucos de magia, con trabajo, y de repente todas esas críticas pasan a ser admiraciones, que es como es nuestro deporte, un día te critican y luego eres grande. Por eso cada vez me creo menos las críticas y valoraciones, son muy del día a día".

 

Temas

Ferrari