PRESENTACIÓN DE LAS ESCUDERÍAS

Alonso y Hamilton ponen el cuentakilómetros a cero

  • "Quiero mejorar aún más como piloto", aseguró el asturiano que todavía se está recuperando del atropello en bici.

  • El bicampeón asegura que necesitará al menos dos grandes premios para empezar a gestionar el coche.

  • El actual campeón del mundo tratará de lograr el récord de un octavo título.

Fernando Alonso, junto a su coche para 2021.

Fernando Alonso, junto a su coche para 2021. / EUROPA PRESS

Se lee en minutos

Fernando Alonso y Lewis Hamilton, el primero de forma virtual, recuperándose del atropello en bici, y el segundo, junto a su nuevo coche, fueron los protagonistas en las presentaciones oficiales, este martes, de las escuderías Alpine y Mercedes. En el caso del asturiano supone el regreso a la Fórmula Uno mientras que el británico iniciará el camino hacia un octavo título mundial.

"Quiero mejorar aún más como piloto. Aprendí mucho de estos dos años fuera de los grandes premios y quiero consolidar esas experiencias y aplicarlas a la Fórmula Uno", explicó el campeón del mundo de 2005 y 2006 en unas declaraciones distribuidas por el equipo.

Con su ausencia, el equipo Alpine desveló el coche con el que participará en la F-1 y se mostraron convencidos de que el piloto español estará en los entrenamientos programados en Baréin dentro de diez días.

Alonso aseguró que en estos años, en los que ha participado en carreras de resistencia e, incluso, en el rally Dakar, ha podido conocer "diferentes filosofías, técnicas de conducción y ética laboral", que espera aplicar de nuevo a la Fórmula Uno. Añadió que en estos dos últimos años se convirtió "en un piloto más completo" porque salió de su "zona de confort".

El asturiano regresa al Alpine, la nueva denominación que tendrá el equipo Renault, que ha querido así relanzar una marca de coches deportivos de su propiedad. "Logramos tanto juntos en el pasado que nuestras vidas están unidas para siempre", indicó el español, que ganó sus dos mundiales con la marca del rombo. El español dijo ser consciente de que el nuevo coche es una evolución del de la anterior temporada, en la que lograron algún podio con el francés Esteban Ocon, pero lo asume como "una oportunidad de tener una base para progresar para el futuro".

Los principales retos

Aunque reconoció que necesitará, al menos, dos carreras para encontrar su mejor nivel, Alonso confesó que tiene en su mente algunos Grandes Premios, como los de España, Francia, Mónaco o Japón. A los 39 años, el piloto asturiano aseguró que no teme sentirse en desventaja con la ascendente nueva generación. "No corro contra nadie pensando en su edad o en las carreras que ha hecho. Además, para ser honesto, los mismos pilotos que dejé en 2018 en la cima siguen ahí, así que conozco bien a mis rivales".

En Alpine se reencontrará con Ocon y estará bajo las órdenes del director deportivo italiano Davide Brivio, que procede de la MotoGP. "Tiene mucha experiencia y estoy convencido de que encontrará sorpresas en la Fórmula Uno" y que "aportará mejoras", añadió. La llegada de Alonso fue aplaudida por todos los responsables del equipo, incluido el nuevo consejero delegado de Renault, Luca di Meo, quien aseguró que el español aportará "su rapidez, experiencia y talento".

Dos pilotos compatibles

El nuevo responsable deportivo del grupo señaló que contar con Alonso y con Ocon en su grupo no generará problemas, porque "no son dos pilotos conflictivos, son compatibles". "Fernando está muy motivado y concentrado para sacar el máximo rendimiento al coche y Esteban ha ido 'in crescendo'. Tener a su lado a alguien como Fernando le vendrá muy bien, espero que el uno estimule al otro y eso mejore el nivel competitivo del equipo", comentó. Brivio reconoció que 2021 será "un año de transición" y que ya están trabajando en el coche de 2022, pero señaló que su objetivo es estar lo más arriba posible en cada carrera con el objetivo de poder pelear algún día por el Mundial.

El nuevo monoplaza llevará los colores azul, rojo y blanco, con los que pretenden destacar las banderas francesa y la británica, para rendir homenaje a las dos almas del equipo, una basada en Viry y la otra en Enstone.

Por su parte, Mercedes presentó también su nuevo monoplaza para la temporada de 2021, en la que el británico Lewis Hamilton buscará, desde el 28 de marzo en Baréin, un octavo título mundial récord en la Fórmula 1. Por segundo año consecutivo, el coche de Mercedes, bautizado W12, muestra una tonalidad negra en homenaje a lucha contra las discriminaciones raciales que simboliza Hamilton. En 2021, el gris tradicional de las 'Flechas de Plata' tiñe simplemente la parte trasera del coche.

Hamilton y Bottas, en la presentación de la nueva temporada de Mercedes.

/ AFP / STEVE ETHERINGTON

Te puede interesar

"En el pasado, mi principal objetivo era simplemente ganar el campeonato (...) Este año se trata de promover la diversidad y de asegurar que se tomen medidas", explicó Hamilton en un vídeo en el que se presentó el monoplaza. El piloto de 36 años habló sobre la duración de su nuevo contrato, de un año, firmado a principios de febrero: "Estoy en una posición privilegiada y he conseguido la mayor parte de las cosas que quería lograr. No tengo por lo tanto la necesidad de planificar demasiado lejos en el futuro".

"Después podremos hablar de la posibilidad de hacer más", explicó Hamilton. En 2021, la Fórmula 1 debería ir en la línea de la continuidad, antes de que la nueva reglamentación, en 2022, pueda traer una pequeña revolución y una mayor igualdad entre las escuderías.