08 ago 2020

Ir a contenido

EL GP DE HUNGRÍA DE F-1

Hamilton, Bottas y Mercedes imponen su dominio insultante

Los actuales campeones del mundo repiten, con enorme autoridad, la primera fila de Austria en Hungaroring

El campeonísimo británico va camino de romper todas las marcas del alemán Michale Schumacher

Miguel Martínez

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) se prepara para su vuelta rápida, hoy, en Hungría.

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) se prepara para su vuelta rápida, hoy, en Hungría. / REUTERS

La tranquilidad es tal en Mercedes, que Toto Wolff, el jefe, al que se ha visto gritar y dar puñetazos en la mesa en otras situaciones, se estaba durmiendo en el box. Sentado, con los brazos cruzados y cubierto por la mascarilla pertinente, no pudo evitar que se le cayeran los párpados. Ya tiene cerrada la renovación de Lewis Hamilton Valtteri Bottas para el 2021. Solo le falta saber hasta dónde llegará el finlandés en su presión sobre el británico, que se presentaba en Hungaroring  con seis 'poles' y siete victorias en este trazado. Bottas es líder del Mundial, pero tiene pinta de que no llegará al lunes en esa posición.

El chico de Stevenage no le dio ni una opción, se anotó su 'pole' nº 90 —23 más que nadie en la historia de la F-1 ¡qué barbaridad!—  y desde esa posición atacará su octava victoria en este trazado, uno de los pocos récords de Michael Schumacher que le quedan por batir al hexacampeón del mundo. “No pienso en eso. Me centro en hacer una buena salida porque la recta es muy larga, en hacer una buena primera curva. Ya veremos si llueve o no”, explicó el inglés con cara de concentración. Esa victoria está por llegar, pero no la pole número 90. “Es increíble, abrumador, No lo podría hacer sin un gran coche todos estos años”, añadió.

Insultante dominio de Mercedes

No hay nadie que se acerque en rendimiento al Mercedes. Ferrari apenas ha escalado unos peldaños en el pozo donde está metido —Sebastian Vettel y Charles Leclerc finalizaron quinto y sexto— y Red Bull ha fallado estrepitosamente en el circuito llamado a sacar lo mejor del diseño aerodinámico de Adrian Newey. Las últimas evoluciones del motor Honda no han proporcionado más que problemas. “Tío, tenéis que arreglarme esto. El motor no van por ningún lado”, se quejó por radio Max Verstappen por radio. “No lo podemos arreglar en esta sesión, así que haz lo que puedas”, le contestó su ingeniero antes de finalizar séptimo.

 Su compañero, Alex Albon, se quedó a casi un segundo de Verstappen, y eso es un mundo entre compañeros, por mucho que el coche sea difícil de conducir, se encontrara algo de tráfico, o que sea “Mad Max” el titular del garaje continuo. El tailandés perdió el vértice en varias curvas de su últimos intento, el definitivo, y su continuidad está en entredicho porque el doctor Marko, el asesor de la escudería de Milton Keynes y responsable del programa de pilotos, no suele tener piedad de nadie, por mucho que el 51 por ciento de la compañía de bebidas Red Bull sea de titularidad tailandesa.

Sainz, en la pelea

En este 2020 no está mejorando el rendimiento de Pierre Gasly ni Daniil Kyviat, los dos pilotos que fueron rebajados de nuevo a pilotar en Toro Rosso, tras ser trasquilados por Verstappen. Solo Carlos Sainz plantó cara al holandés con el mismo coche. El español fue noveno a unas centésimas de su compañero Lando Norris. “Ya estaba previsto utilizar los dos juegos de neumáticos blandos dado lo mal que íbamos en este circuito, Estoy sufriendo mucho con el tren trasero. Venía en una muy buena vuelta, pero en el último sector… En carrera lo pasaremos mal porque Renault podrá elegir neumáticos”, explicó el madrileño que no acaba de encontrar los reglajes del McLaren en este difícil trazado

Así las cosas, la sesión de clasificación del Gran Premio de Hungría estuvo dominada por los dos Mercedes, y a continuación, la versión Mercedes-2019 pintada de rosa: los Racing Point. Y, curiosamente, fue el hijo del dueño, Lance Stroll, quien finalizó por delante de Checo Pérez, al que parece que quieren rescindir el contrato para sentar a Sebastian Vettel en 2021.