Ir a contenido

ENTRENAMIENTOS DE F-1

Mercedes y Ferrari exhiben su superioridad

McLaren, envuelto en problemas por tercera vez en cuatro días en los tests de Montmeló

Miguel Martínez

Lewis Hamilton pilota su Mercedes en los ensayos de Montmeló de este martes.

Lewis Hamilton pilota su Mercedes en los ensayos de Montmeló de este martes. / Manu Fernandez

Un tiempo templado, el habitual en Barcelona, y una pista en excelentes condiciones, lanzaron a los equipos de Fórmula-1 a rodar el máximo de kilómetros en el inicio de la segunda y definitiva semana de test en Barcelona. Más de 170 vueltas completaron Mercedes y Ferrari, un paso por delante del resto. Marcaron los mejores tiempos con los diferentes tipos de neumáticos, Es como si nada hubiera cambiado respecto al año pasado por mucho que Max Verstappen diga que en Red Bull "hemos dado un paso al frente”.

El holandés no pudo completar todo su programa debido a un problema en las baterías del motor Renault, la causa de una de las tres averías del McLaren de Stoffel Vandorme. Las otras dos -telemetría y presión hidráulica- no son cosa de Renault, sino del propio equipo de Woking que sigue dando una imagen de peligrosa fragilidad. Apenas pudieron superar las 30 vueltas en una jornada en la que todos realizaron simulacros de gran premio. Es el tercer día con problemas en cuatro días reales de test (el miércoles pasado apenas se pudo rodar por el mal tiempo) un porcentaje muy peligroso.

Mientras Mercedes y Ferrari se controlan, se espían, se copian y se esconden en su particular lucha por el título, sus perseguidores no dan muestras de poder llegar a ellos.

Renault, más fiable que Honda

Red Bull y McLaren ya saben que Renault no tendrá listo el nuevo sistema ERS -la parte eléctrica- hasta entrada la temporada. Todo ese sistema que aprovecha la energía de las frenadas (MGU-K) y el movimiento del turbocompresor (MGU-H) que almacena esa energía en baterías y es utilizado con un motor eléctrico de más de 100 caballos -todo ese sistema denominado a ERS (sistema de recuperación de energía)- es el Talón de Aquiles en Renault, que sigue funcionado con el diseñado en 2016, ya que tuvo que dejar de utilizar el fabricado el año pasado por problemas de fiabilidad.

El sistema ERS, la parte eléctrica, es el nuevo Talón de Aquiles del motor Renault, que usa el modelo del 2016

Y como cualquiera se puede imaginar, Renault no va a batir al motor Mercedes o Ferrari con un sistema de 2016 con el que ya era manifiestamente más lento. Eso sí, no se rompe como el Honda.

En Toro Rosso eran muy felices con el propulsor japonés en esta pretemporada hasta que Pierre Gasly ha sufrido el primer problema real de la pretemporada con Honda. El equipo junior de Red Bull solo pudo dar 54 vueltas tras no salir al asfalto en las últimas tres horas y media.

Temas: Automovilismo