08 abr 2020

Ir a contenido

Sexualidad y pareja

Cómo llegar al orgasmo a la vez: mitos y trucos

ELENA CRESPI

Una pareja, en actitud cariñosa. 

Una pareja, en actitud cariñosa.  / EL PERIÓDICO

Una pareja teniendo sexo. Penetración, por supuesto. Y llegando al orgasmo juntos. Esa es la imagen de la relación sexual ideal pero... ¿realmente es una imagen real o es ciencia ficción? El sexo es ese gran océano que parece que todo el mundo conoce.

Pero navegar por él no es tan sencillo como tenemos en mente. O podría ser más fácil si no nos complicáramos tanto y deseáramos cosas prácticamente imposibles. Hoy leía en un artículo que no tener orgasmo simultáneo con la pareja es un problema mucho más habitual de lo que se piensa... y he pensado: "¿Es un problema?". No, no es un problema, lo convertimos en problema. Me explico:

Todos somos diferentes

El cuerpo no está hecho para que dos personas tengan, exactamente, el mismo ritmo en su respuesta sexual. Por lo que, llegar al orgasmo al mismo tiempo no es, para nada, fácil. Justo al contrario. Pero nos hemos emperrado en tener el orgasmo al mismo tiempo, como si estuviéramos diseñados para ello y si no lo conseguimos es que “somos raros”. Pues no, quien no consigue el orgasmo al mismo tiempo que su pareja... es que es una persona normal y corriente.

Difícil, pero no imposible

¿Eso quiere decir que nunca voy a poder conseguir el orgasmo al mismo tiempo que mi pareja? No, es posible conseguirlo pero no es fácil. Se necesita:

-Mucho autoconocimento.

-Que la pareja se conozca muy bien.

-Que yo conozca a mi pareja muy bien.

-Que le indique a mi pareja cómo funciono y qué ritmo llevo.

-Que mi pareja me indique cómo funciona y qué ritmo lleva.

Y, poco a poco, se va aprendiendo y es posible orgasmar a la vez. Pero no es ni más romántico, ni se demuestra más amor ni se es la media naranja de nadie si se orgasma a la vez. (Por cierto, la media naranja no existe...)

Creencias dañinas

El problema no es conseguir o no el orgasmo juntos, al mismo tiempo, el problema son todas las creencias asociadas a este hecho. A menudo hay quien valora si su pareja la ama, si están hechas “la una para la otra” si la sexualidad fluye, es fácil y se orgasma a la vez. Pero eso no mide el amor, eso mide el entendimiento sexual. Y me atrevería a decir más: hay muchas parejas que gozan muchísimo del sexo pero no orgasman al mismo tiempo. Sí orgasman juntas pero no de manera simultánea.

Muchas maneras de compartir

Hay muchas parejas, hoy en día, que han comprendido que hay muchas mentiras tras la sexualidad y que, lo más importante, es gozar juntos (que no al mismo tiempo). Y en ese gozar juntos también cabe un juego sexual del tipo:

Nos excitamos, empezamos a jugar, nos tocamos todo el cuerpo. Masturbo a mi pareja y tiene un orgasmo. Y luego mi pareja me hace sexo oral a mí y, finalmente, tengo el orgasmo porque me ha masturbado o yo me he masturbado delante de ella.

Eso también es compartir sexo, placer, amor... Podemos ampliar nuestro mapa del sexo y hacerlo más grande. No solamente pensar que el buen sexo es tener penetración y orgasmo al mismo tiempo.

¿Te atreves a ampliar tu mapa?