Los tres pasos básicos para hacer la mejor limpieza del interior de tu coche

  • La tediosa tarea se puede simplificar sabiendo qué productos utilizar para cada parte del vehículo y yendo por orden

Una mujer aspira el interior de su vehículo en un tren de lavado.

Una mujer aspira el interior de su vehículo en un tren de lavado. / Josep Garcia

1
Se lee en minutos
Alex Fuentes

Limpiar un coche por dentro es algo que puede llegar a ser muy complicado si se quiere hacer bien y a fondo. Pero la tarea se puede simplificar sabiendo qué productos utilizar para cada parte del coche. Y, sobre todo, yendo por orden y siguiendo unos pasos básicos.

Lo primero que hay que hacer es vaciar el coche por completo, una tarea que en principio puede resultar tediosa, pero que hará que sea más fácil limpiar a fondo el vehículo.

Posteriormente, es conveniente aspirar los asientos y las alfombrillas de los reposapiés del suelo, sin olvidar el espacio que queda entre los asientos delanteros ni la parte del salpicadero donde se apoya el parabrisas. Para ello, se puede usar un aspirador de un centro de lavado o gasolinera, aunque será más efectivo el aspirador que tengas en casa, mejor si es de los de mano, portátil, para llegar a todos los rincones con facilidad.

Sacudir las alfombrillas

Es mejor extraer las alfombrillas del vehículo y sacudirlas en el exterior con un sacudidor antes de aspirarlas, para que la limpieza sea más concienzuda.

En tercer lugar, llega el turno de la tapicería: volante, techos, asientos, puertas... y de los cristales. Para dejar tapicería y cristales inmaculados, nada mejor que agua y amoniaco en el caso de la tapicería textil y de un limpiacristales común para los vidrios. Para las partes no textiles, basta agua y jabón líquido o cualquier producto multiusos. Tampoco es baladí utilizar un limpiador repelente de polvo.

Si hay manchas de comida, puede que no baste con un limpiador común y haya que usar productos específicos antimanchas. En ese caso, conviene extraer la tela si es posible y lavarla en la lavadora.

Noticias relacionadas

Limpieza del vano motor

Por último, no estaría de más dedicar 15 minutos a limpiar el vano motor. Para ello, lo primero que hay que tener en cuenta es que debemos de tener más cuidado en un coche de gasolina que en uno diésel. El método más sencillo es mediante una pistola de agua a presión, como las que hay en un centro de lavado o una gasolinera.