22 feb 2020

Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Las fábricas españolas asumen el reto de producción del coche eléctrico

Nueve plantas están implicadas en la producción de vehículos electrificados para 12 marcas

El mercado de eléctricos puros sigue siendo residual en España y solo es el 0,8% del total

Xavier Pérez

La furgoneta eNV200 y los pick-up, unicos modelos de la marca en Zona Franca.

La furgoneta eNV200 y los pick-up, unicos modelos de la marca en Zona Franca. / NISSAN

Con la guadaña de la normativa de emisiones en funcionamiento, los fabricantes de automóviles tienen que ponerse las pilas (y nunca mejor dicho) para colocar la media de emisiones de sus gamas comercializadas en Europa en 95 gramos de CO2 por kilómetro. De no hacerlo se pueden enfrentar a multas de entre 500 y 6.000 millones de euros, en función del resultado de la media que se obtenga en diciembre de este año. Para evitar esa hecatombe financiera, todos los fabricantes se han lanzado a producir modelos electrificados, ya sean híbridos, híbridos enchufables o eléctricos puros, para asi reducir su volumen de CO2.

Para los fabricantes que venden vehículos en Europa la prioridad es reducir las emisiones para no tener que repercutir el importe de las multas en el precio de los coches. No hay otra alternativa más que la de producir menos, y eso no parece que vaya a suceder. El coche eléctrico, pese a que por temas de autonomía e infraestructrura no representa la solución en muchos países europeos (entre ellos España), es la apuesta. Y en ese punto, las factorías españolas del sector juegan un papel estratégico.

Catorce modelos

La producción de coches electrificados en España se elevará en este año 2020 catorce vehículos. Actualmente solo se producían cinco modelos en las planta de Zona Franca de Barcelona (Nissan e-NV200), Vitoria (Mercedes-Benz e-Vito), Almussafes (Ford Mondeo híbrido) y Vigo (Citroën Berlingo y Peugeot Partner).

Operación de ensamblaje de batería en la planta de PSA Vigo / SALVADOR SAS (EFE)

En 2020 el volumen de coches con baterías que se producirán en nueve plantas españolas (para 12 marcas) crecerá, siendo precisamente la del Grupo PSA en Vigo la que absorverá un mayor número de coches 100% eléctricos con la entrada en producción también de las furgonetas Toyota Proace, Opel Combo y el nuevo Peugeot 2008. Además, la planta gallega podría estar entre las candidatas para albergar la producción de los futuros furgones eléctricos del grupo FCA (Fiat-Chrisler), que recientemente se ha fusionado con PSA. El modelo Fiat Dobló encajaría perfectamente en su nueva generación (con la misma plataforma que montan los Peugeot, Citroën, Opel y Toyota) en la línea de producción de Vigo que en un año o dos cesará la fabricación de los modelos Citroën C4 Spacetourer y Grand C4 Spacetourer (un segmento, el de los monovolúmenes, que va a la baja).

Factoría de Figueruelas donde se monta el Opel e-Corsa / JAVIER CEBOLLADA (EFE)

El consorcio que preside Carlos Tavares también produce en Figueruelas (Zaragoza) el Opel e-Corsa (en exclusiva mundial) y en 2021 está previsto que su planta de Villaverde (Madrid) entre en producción el nuevo Citroën C4 100% eléctrico, un modelo que confirmó recientemente la directora general de la marca, Linda Jackson.

Seat se electrifica

Seat también se apuntará al voltio con la fabricación en Martorell de las versiones híbridas-enchufables (PHEV) de la nueva generación del Seat León (incluyendo el Cupra León PHEV) que se presentará a finales de este mes en Barcelona. También se ensamblará, aunque con fecha 2021, el nuevo Cupra Formentor, el SUV eléctrico de la marca de prestigio de Seat.

En Almussafes (Valencia), Ford  mantendrá la producción de las carrocerías berlina y familiar del Mondeo híbrido, a las que se añadirá el nuevo Ford Kuga con versiones híbrida, híbrida-enchufable y mild-hybrid (hibridación suave). La planta valenciana también se enncargará de ensamblar baterías para los modelos de la marca.

Planta de producción de Ford en Almussafes (Valencia) / MIGUEL LORENZO

Mercedes-Benz, cuya planta en Vitoria es una de las referencias en el segmento de los furgones grandes, completará la propuesta eléctrica que actualmente tiene con la nueva EQV, la versión 100% eléctrica que reemplazará la Clase V y que precisamente se basa en el e-Vito actual.

Desde la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, las tres fábricas que tienen en España también se encargarán en 2020 de producir un modelo electrificado. Así en la planta de Villamuriel (Palencia), renault montarán las versiones híbridas de la cuarta generación del Megane, tanto berlina como Sport Tourer, mientras que en el centro de Valladolid se producirá el Captur híbrido enchufable (además del ensamblaje de baterías para los Megane).

La otra marca de la alianza que tiene fábrica en España, Nissanmultiplicará la producción actual de la furgoneta e-NV200 en la factoría barcelonesa de Zona Franca. De cara a 2021 la planta podría estar entre las que optaría a la producción del Nissan Ariya, un SUV 100% eléctrico, que se presentó en el pasado Salón de Tokio. 

Mercado que no despega

España es, pues, un centro estratégico de producción de modelos electrificados para las marcas que operan en Europa. No obstante, el mercado del coche 100% eléctrico sigue siendo residual en nuestro país pese al crecimiento de un 50% durante 2019.

El Tesla Model3 fue el eléctrico más vendido en España en 2019 / TESLA

El pasado año se vendieron 10.043 coches, lo que representa un 0,8% de cuota de mercado total. En híbridos supone el 8,64% (108.684 coches) del total y los híbridos enchufables un 0,59% (7.425 unidades). Por vehículos, el coche totalmente eléctrico más vendido en 2019 fue el Tesla Model 3 (1.687 unidades), seguido del Nissan Leaf (1.509) y el Renault Zoe (1.050). El mejor híbrido fue el Toyota Corolla (15.631), mientras que el PHEV más vendido fue el Mini (1.384).