Ir a contenido

SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE FRÁNCFORT

Seat pulsa el interruptor para un futuro electrificado

La marca española contará (incluyendo a Cupra) con una ofensiva de cinco modelos en 2020

El Grupo Volkswagen refuerza la apuesta con un cambio de imagen más limpia y moderna

Xavier Pérez

Cupra Tavascán.

Cupra Tavascán.

La cuenta atrás ha comenzado. El salón internacional del automóvil de Fráncfort será el punto de partida para "una nueva era" según reconoce Jurgen Stackmann, expresidente de Seat y vicepresidente de ventas y márketing de Volkswagen. Fráncfort será un punto de inflexión, y  no solo para Volkswagen que aprovechando la cita acaba de estrenar nuevo logo y nueva imagen corporativa. El salón alemán se convierte durante los próximos días en la plataformade lanzamiento de una electrificación del sector que llega, de forma obligada, para implantarse de forma definitiva a partir de 2020.

El 1 de enero del próximo año el crono empezará a contar. La necesidad de todos los fabricantes que vendan coches en Europa de llegar a una media de emisiones de 95 gramos de CO2 por kilómetro el 31 de diciembre de 2020, hará que lo que se vea estos días en el Messe de Fráncfort sea lo que en breve estará en las calles. Si no cuajan, multa.

Las marcas deben lograr ese objetivo de emisiones para mantener el ritmo de cara a las cero emisiones en 2050 que marca el Tratado de París, y para ello presentan una multitud de modelos electrificados (entre eléctricos e híbridos). No es que sea el gran deseo industrial del sector (que lleva 100 años con los mismos procesos de producción y venta), no. En parte la revolución llega más por un tema de sanciones, que por creer al 100% en una energía que no estará implantada del mismo modo en todo el continente al mismo tiempo.

Algunos fabricantes han retrasado probablemente la presentación de sus modelos híbridos y eléctricos para que lleguen en 2020 y así 'cuenten' a la hora de hacer la media de las emisiones (si llegan en 2019 o hacen media). Se da la casualidad que alguna marca ha decidido poner en pausa su apuesta eléctrica hasta el próximo año con la 'excusa' de que hay poca producción de baterías y no llegan a satisfacer todos los pedidos.  Estrategia o no, no es de extrañar que estemos ante la gran revolución eléctrica.

Una gran ofensiva

La marca española Seat es una de las que hoy ha levantado el telón en Fráncfort de su nueva apuesta por el coche eléctrico. Modelos como el nuevo León debían haber llegado antes, pero finalmente lo hará en 2020 incorporando una motorización híbrida enchufable. La marca española vivirá un año muy 'enchufado' con la llegada de modelos como el Tarraco PHEV (híbrido enchufable presentado hoy en Alemania) , el 'el Born' (100% eléctrico), el Mii-e (100% eléctrico), así como los modelos bajo la marca Cupra (el Cupra León PHEV y el Cupra Formentor  PHEV). El Minimó, el proyecto de cuadriciclo urbano eléctrico de Seat sigue esperando socios, aunque al no ser un coche no descontaría emisiones. Durante el segundo semestre del próximo año la cartera de las dos marcas del Grupo Volkswagen tendrá una gran oferta comercial electrificada.

El Seat Tarraco PHEV llegará en 2020. / SEAT

Lo mismo sucederá con el resto de fabricantes europeos que, mientras corren para cumplir con las emisiones en 2021 presentando una extensa batería de modelos, abogan por promover la producción de baterías en Europa. La nueva imagen de Volkswagen es un ejemplo de esa proyección hacia un futuro más limpio, sostenible, sencillo y digital. Trazos simples para una apuesta global, un reto en elque su nuevo Volkswagen ID.3 tambiénjugaráun papel clave. Fráncfort acaba de pulsar el interruptor del automóvil y desde mañana más de 50 estrenos electrificados se pasearán por el salón alemán.