29 mar 2020

Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Renault no se decide sobre la fusión con Fiat y se reunirá otra vez

La junta directiva de Renault se ha reunido este martes y ha decidido continuar "estudiando con interés" la oferta de Fiat

Francia presiona para conseguir una mayor presencia en el consejo de administración del posible nuevo grupo y garantías para los empleados

Irene Savio / Àlex Soler

La fusión se puede decidir el martes.

La fusión se puede decidir el martes. / AFP

Renault se mantiene en juego. El gigante francés del motor ha confirmado este martes su interés por la fusión con la ítalo-estadounidense Fiat Chrysler Automobile (FCA), una operación que —de concretarse— los convertiría en el tercer productor mundial del sector del automóvil. Y más aún, la junta directiva de Renault se volverá a reunir este mismo miércoles. 

"El consejo de administración (de Renault) ha decidido seguir estudiando con interés la posibilidad de tal acercamiento y prolongará las conversaciones sobre este tema", ha comunicado la empresa francesa, tras una reunión de unas cuatro horas de duración. 

Renault debe decidir si acepta la propuesta de fusión del Grupo FCA que, si se incluyera a Nissan y Mitsubishi, marcas con las que Renault forma la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, en vez del tercer grupo del sector a nivel mundial podría ser el primero.

La presión de Francia

Las principales condiciones solicitadas por el Gobierno italiano y el francés —que tiene un papel importante, al ser primer accionista de Renault— son similares. Ambos han pedido que la fusión no perjudique a los trabajadores de las plantas ubicadas en sus países, como sí ha ocurrido en el pasado en otros casos de megafusiones.

El Estado francés es el máximo accionista de Renault, con el 15% del capital, presiona para, de confirmarse la fusión, mantener su influencia dentro del nuevo consorcio. En declaraciones oficiales, París ha adoptado una postura positiva acerca del acuerdo, siempre y cuando se garantice el empleo y la continuidad de las plantas que Renault tiene en Francia. En la primera propuesta, el Grupo FCA confirmó que no se cerrarían plantas, pero no dijo nada sobre el empleo. A su vez, el ejecutivo francés también pidió que no se dejara de lado la Alianza y siempre se tuviera en cuenta Nissan.

Nissan, por su parte, adoptó una postura cautelosa desde el principio sin oponerse a la fusión pero advirtiendo que "hay muchas otras cosas que discutir antes". Según la propuesta del Grupo FCA, la junta del nuevo consorcio incluiría cuatro representantes de Renault y cuatro del FCA y uno de Nissan en una mesa formada por 11 directivos, por lo que los tres restantes serían independientes. La firma japonesa confirmó el pasado lunes que si Renault acepta la fusión, revisará su relación con la marca francesa.

Para satisfacer las demandas de Francia, el Grupo FCA, según fuentes no identificadas citadas por la agencia Reuters, habría acordado establecer en París la sede del nuevo grupo para EuropaÁfrica y Oriente Medio, hacer CEO a Jean-Dominique Senard, CEO de Renault y ofrecer una posición en la junta para el gobierno francés, además de mejorar las condiciones laborales para los trabajadores franceses.

No obstante, según las mismas fuentes, Francia habría recogido estas propuestos y estaría ahora demandando más presencia en la junta del nuevo consorcio y la capacidad de vetar el nombramiento del futuro CEO, ya que Senard tiene ya 66 años. Desde Italia, por otro lado, el gobierno ha apoyado el acuerdo y el primer ministro, Matteo Salvini, ha expresado su descontento con la posición de Francia.

Con todo, el Grupo FCA seguirá esperando una respuesta de Renault, que tras una segunda reunión -la primera fue el lunes 27 de mayo tras conocerse la propuesta de Fiat- sigue sin decidirse y solo argumenta que seguirán "estudiando con interés la propuesta".

Temas Renault