Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Seat presenta un beneficio récord de 254 millones, un 33,4% más

Es el tercer año seguido que Seat fulmina su récord de beneficios, motivada esta vez por sus entregas, 517.600 unidades, y sus ventas, 608.000 coches

El consorcio alemán lanzará 70 vehículos eléctricos para 2028 e incrementará su inversión en electrificación hasta los 30.000 millones para 2025

Àlex Soler

Sede de Seat en Martorell.

Sede de Seat en Martorell.

El Grupo Volkswagen se ha marcado como objetivo lograr un resultado neutral de emisiones de CO2 en todas sus actividades para el año 2050. Tras presentar un beneficio neto de 11.827 millones en el año fiscal 2018, un 5,8% más que en 2017, el consorcio alemán ha actuaizado sus objetivos para la transición a la movilidad eléctrica y a la descarbonización de la industria y así cumplir con el Acuerdo de París.

En esta línea, Herbert DiessCEO del Grupo Volkswagen, ha apuntado que cumplirán los objetivos de emisiones fijados por la Unión Europea para los años 2025 2030 y que las medidas de descarbonización que llevará a cabo el grupo se centrarán en tres pilares: la reducción de emisiones, el cambio a energías renovables y la compensación de las emisiones que no se pueden evitar.

Además de sus objetivos de descarbonización, el grupo alemán ha presentado el balance económico de sus marcas y ha actualizado sus previsiones de inversiones y producción de coches eléctricos para la próxima década.

Seat presenta cifras récord por tercer año seguido

Seat ganó 254 millones de euros durante el año fiscal 2018, un 33,4% más que en 2017 (191 millones), siendo el tercer año seguido que la firma española presenta cifras récord, tras registrar una facturación de 10.202 millones de euros, un 3,1% más.

El Grupo Volkswagen ha explicado que estos números son resultado de su récord de entregas, 517.600 vehículos en todo el mundo, un 10,5% más que el año anterior, y de ventas, que ascendieron hasta los 608.000 coches contando los Audi Q3 y A1, fabricados en Martorell. Según apunta el consorcio alemán, el incremento de los costes de las operaciones de Seat, causado por su mayor producción (528.300 unidades) se compensó con la comercialización de vehículos con más margen de contribución.

A parte de Seat, solo Porsche Scania incrementaron sus beneficios el año pasado. Los primeros registraron un beneficio operativo de 4.100 millones de euros (+2,75) y los segundos de 1.300 millones (+4,4%). Por otro lado, la marca Volkswagen registró unos beneficios de 3.239 millones (-1,9%), Audi ganó 4.705 millones (-7%) y Skoda 1.400 millones (-14,6%). Bentley, por su parte, perdió dinero el pasado año fiscal registrando unas pérdidas de 288 millones de euros, sobre todo por culpa de la caída de su facturación, que fue un 16% más baja que en 2017 (1.500 millones). El 'dieselgate' le costó este año a Volkswagen 3.200 millones procedentes de indemnizaciones y multas. 

MAN ganó 332 millones de euros (-8,2%) pese a que su cifra de negoció creció un 9,2% (12.104 millones de euros). MAN Power Engineering ganó 193 millones, lo mismo que el año pasado, y consiguió que sus ingresos aumentaran hasta los 3.608 millones (+9,9%).

La división financiera del grupo, Volkswagen Financial Services presentó unos beneficios de 2.600 millones de euros, un nuevo récord, lo que supone un incremento del 6,2% después de ingresar 32.800 millones de euros, un 2,9% más.

22 millones de eléctricos

El Grupo Volkswagen apostará más fuerte por lo previsto por la electrificación de su cartera de vehículos lanzando 70 nuevos modelos eléctricos durante los próximos 10 años, aumentando la cifra desde los 50 propuestos inicialmente,  produciendo 22 millones de eléctricos basados en sus plataformas MEB, PPE y SPE, siete millones más de los previstos, e incrementando su inversión para 2023 hasta los 30.000 millones de euros.

Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen. / DENIS BALIBOUSE

De este modo, la marca espera que la cuota de eléctricos llegue al 40% en 2030, que el impacto de CO2 de sus vehículos se reduzca un 30% en 2025 en comparación con los valores de 2015 y que el impacto de CO2 de sus plantas descienda en un 50% para 2025 respecto al 2015.

Los primeros eléctricos de esta ofensiva son el Audi e-tron, ya a la venta, y el Porsche Taycan, que llegará este año. Les seguirán los modelos de la familia I.D. de Volkswagen, el Seat El-Born y los primeros eléctricos de Skoda. En la misma presentación, Diess ha apuntado que sus proveedores de baterías serán LG ChemSKICATL Samsung, aunque no ha cerrado la puerta a invertir en la producción de baterías en Europa. En la misma línea, el grupo ha afirmado que instalará 400 cargadores rápidos por toda Europa en 2020 en colaboración con los socios de IONITY.

Temas: Volkswagen