Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Seat reestructura la producción del nuevo León en Martorell

El nuevo compacto se estrenará en septiembre y hasta entonces se retrasa el tercer turno a la espera de ver la evolución del mercado

La fábrica de la marca española sufre las consecuencias de la WLTP y el suministro de motores, y anula algunos turnos del Audi A1

Xavier Pérez / Àlex Soler

Línea de montaje de Seat en la fábrica de Martorell.

Línea de montaje de Seat en la fábrica de Martorell. / REUTERS / GUSTAU NACARINO

Seat tenía previsto añadir un tercer turno, por la noche, para la producción del Seat León a partir de enero de 2019. No obstante, la llegada de la próxima generación del compacto durante el segundo semestre de 2019 y la falta del suministro de motores por la nueva normativa de emisiones WLTP (algo que se prevee se mantenga los primeros meses del próximo año) ha motivado un reajuste que retrasará la creación del tercer turno hasta la llegada del nuevo León

"Este turno se creará gracias a las buenas expectativas comerciales de la nueva generación del vehículo y para garantizar los recursos necesarios para el éxito del lanzamiento del nuevo modelo", reconocen a EL PERIÓDICO fuentes de la marca. Hasta la llegada del tercer turno, Seat mantendrá la actividad productiva a dos turnos y convocará turnos extra los fines de semana cuando sea necesario.

Desde UGT lamentan la decisión porque, como ha explicado Matías Carnero, presidente del comité de empresa y dirigente de UGT, este nuevo turno iba a permitir la contratación indefinida de 300 empleados de ETT, en 2018 se han incorporado 500 gracias al aumento de producción, y la contratación adicional de trabajadores. 

La marca asegura que con esta medida "se garantiza la operativa diaria en un contexto de restricción de motores y de final de la generación actual del modelo", argumentan desde Seat. Tras este cambio, se prevé que en 2019 se produzcan hasta 170.000 unidades del Seat León, incluídas las unidades de la nueva generación del compacto, sumando ya el incremento de 900 unidades diarias gracias al tercer turno.

Falta de motores por la WLTP

El pasado 1 de septiembre entró en vigor la nueva normativa de emisiones WLTP, que obliga a las marcas a homologar todos los modelos en sus respectivos niveles de acabado y motorizaciones. El Grupo Volkswagen ha tenido problemas para realizar las pruebas de todos sus modelos y variantes y, desde el pasado verano, varias de sus plantas han sufrido parones en la producción ante la escasez de motores, empezando por la de Volkswagen en Wolfsburgo y llegando hasta la de la misma marca en Landaben, Navarra, o la de Seat en Martorell.

Línea de producción del Audi A1 en Seat Martorell. / AUDI AG

De hecho, esta semana salían a la luz informaciones que confirmaban que la producción del nuevo Audi A1, que ha sido adjudicada a la planta de Martorell, deberá detenerse durante tres días en noviembre (2,5 y 12), precisamente, por la falta de motores que sufre todo el consorcio alemán, un problema que ya afectaba al Ibiza, al Arona y al León y que también había obligado a definir días de parón en sus producciones (2 de noviembre para todos y 5 y 12 de noviembre también para el León). 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.