Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Ficosa invierte 10 millones de euros en su laboratorio de electromovilidad

El centro completa los laboratorios destinadosa a la conectividad y la seguridad del automóvil de sus instalaciones de Viladecavalls

La empresa participada por Panasonic contratará 100 nuevos ingenieros que se sumarán al equipo de 120 actuales en este terreno

Xavier Pérez

La ministra Reyes Maroto atiende las explicaciones del CEO de Ficosa, Javier Pujol.

La ministra Reyes Maroto atiende las explicaciones del CEO de Ficosa, Javier Pujol.

La última presentación en sociedad de un producto desarrollado por Ficosa se ha convertido en un boom a nivel mundial. Se trata del sistema de cámaras y retrovisores (CMS) que equipa el nuevo Audi e-Tron, el primer modelo de la marca 100% eléctrico. Este 'invento' no es más que la punta de un iceberg en la empresa catalana que, de la mano de Panasonic, sigue desarrollando más de 685 patentes destinadas a la electrificación, la conectividad y la seguridad del automóvil, además de sus negocios más tradicionales como la unidad de retrovisores, cámaras de asistencia a la conducción, sistemas de gestión eléctronica del cambio y freno y comunicaciones avanzadas, entre otros.

El Volkswagen e-Golf incorpora soluciones de Ficosa. / FICOSA

"Las nuevas tecnologías han transformado el sector del automóvil mucho más rápido de lo que se preveía. Y la electrónica ha tenido mucho que ver", explica Javier Pujol, CEO de Ficosa. Fruto de todo esta rapidez y la necesidad de reacción encontramos la inauguración del primer laboratorio dedicado íntegramente a la investigación y desarrollo de movilidad eléctrica, el "hub de los hubs" como le denominan en la empresa. Se trata de un centro pionero a nivel internacional destinado a la e-Mobility que propondrá soluciones de electromovilidad para todos sus clientes.

Estreno oficial

El centro, recibió a modo de inauguración ayer lunes la visita de la ministra de industria, comercio y turismo, Reyes Maroto, el secretario  general de industria y Pime del gobierno español, Raul Blanco, la secretaria general de empresa y coneixement de la Generalitat, Marta Felip, el consejero delegado de Acció, Joan Romero y de la alcaldesa de Viladecavalls, Cesca Berenguer.

Este nuevo laboratorio está ubicado en las instalaciones de Viladecavalls con 1.200 metros cuadrados, y ha contado con una inversión de más de 10 millones de euros para su puesta en marcha. En su arranque cuenta con un equipo de 120 ingenieros de nueve nacionalidades distintas "de los que 60 son de nueva contratación, estando prevista la llegada de 100 ingenieros más hasta finales de 2019", comenta Javier Pujol. Este centro se complementará con el que la compañía tiene en Shanghai (China).

Baterías y cargadores al límite

El hub de e-Mobility estará enfocado al desarrollo y producción de soluciones de software y hardware para vehículos híbridos y eléctricos (tanto en la gestión de baterías como cargadores de a bordo). En este laboratorio se certifica la calidad de los dispositivos y se trabaja para optimizar los ciclos de carga. Se trabaja sobre soluciones que en menos de cuatro años estarán presentes en los vehículos de la calle, sometiendo los componentes a pruebas de esfuerzo y durabilidad. Así, se investiga, por ejemplo, sobre emuladores de gestión de carga de 120 vehículos a la vez sometidos, "más allá del cambio climático", a tests de temperatura (entre -40 y hasta 180 grados), probándolos en ciclos de carga contínua hasta nueve meses ininterrumpidos de duración.

Zona de test de componentes de baterías. / FICOSA

La empresa, tras su asociación definitiva con Panasonic en 2017, realizó el pasado año unas inversiones de 90 millones de euros de los que el 50% se destinó a nuevas tecnologías. Ficosa tiene previsto invertir 500 millones de euros más entre 2019 y 2024 en su plan estratégico para nuevos productos tecnológicos. En 2017 la facturación de la compañía llegó a los 1.208 millones de euros y "para el año 2024 buscaremos alcanzar los dos mil millones de euros", señala Javier Pujol.