POLÉMICA EN MOTOGP

Álex Márquez: "Jason hubiese querido que corriéramos"

  • "Fue todo muy precipitado, pero yo recuerdo cuando, en Montmeló, la familia de Salom nos pidió que corriéramos porque era lo que hubiese querido Lluis", señala el piloto de Honda

  • "Si hubiésemos votado, me hubiera quedado solo contra la celebración del GP", reconoce el italiano Bagnaia, que fue el único, tras caerse, que criticó que se corriese

Alex Márquez, durante su charla de hoy con El Periódico de Catalunya.

Alex Márquez, durante su charla de hoy con El Periódico de Catalunya. / MANEL GIMENO / ESTRELLA GALICIA

Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

No ha sido fácil para los pilotos de MotoGP correr el Gran Premio de Italia, en Mugello, un par de horas después de conocerse el fallecimiento del joven piloto suizo Jason Dupasquier, de 19 años, que sufrió, el pasado sábado, un gravísimo y, al final, mortal accidente en la última vuelta de la calificación de Moto3. Algunos pilotos, especialmente, el italiano Francesco ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati), que se cayó cuando era líder de la carrera, ha criticado que se corriese “porque no estábamos en condiciones de afrontar un reto así”. Eso sí, el propio Bagnaia reconoce en sus declaraciones que “me temo que, si hubiésemos votado todos los pilotos de MotoGP, me hubiera quedado solo defendiendo no correr”. Y es que otros pilotos, por ejemplo, los también italianos Valentino Rossi y Franco Morbidelli han reconocido que “no correr no hubiese cambiado nada ni devuelto la vida a Jason”. Eso sí, todos dicen que si se hubiese decidido no correr, lo hubieran aceptado. "En ningún momento se produjo consulta alguna, al menos no a mí", señala Álex Márquez, que reconoce que las cosas se hubiesen podido hacer de otra manera "aunque el momento era durísimo".

La muerte de Salom

“Yo recuerdo aún todo lo que ocurrió, en el viernes fatídico de Montmeló, de ahora hace justo cinco años, cuando Lluis Salom sufrió su mortal accidente en el Circuit”, ha comentado hoy Àlex Márquez en conversación con El Periódico, “y recuerdo que, al dia siguiente, la familia de Lluis nos pidió que corriésemos el domingo, que se celebrase el gran premio y la carrera, pues hubiese sido lo que el propio Lluis hubiera querido. Y corrimos, sí. Yo también tengo la sensación de que a Jason le hubiese gustado que corriésemos en Mugello, sí, era su deporte, era su pasión. Pero, tal vez, esta ocasión ha sido algo distinta, pues la noticia llegó cuando nos estábamos preparando para salir a la parrilla y fue todo muy precipitado, todo muy rápido, seguido, casi no nos dimos cuentan y ya estábamos ante el semáforo”.

El pequeño de los Márquez, doble campeón del mundo de Moto3 y Moto2, piloto oficial de Honda en el equipo del italiano Lucio Cecchinello, considera que, tal vez, “hubiese estado bien que se nos hubiera consultado, aunque sé que fue todo muy precipitado, pero es evidente que al acabar la carrera tenías una sensación rara, extraña, incómoda, contradictoria de cómo se había llevado todo. Se puede estar de acuerdo con ‘Pecco’, pero también con ‘Vale’ o Morbidelli cuando dicen que nada hubiese cambiado de habernos parado y suspendido el gran premio. Insisto, el día de Montmeló, el día de Salom, recuerdo que sus padres nos insistieron mucho en correr y, desde luego, entiendo que haya opiniones diversas, pero nosotros sabemos donde estamos y el riesgo que asumimos desde muy pequeños”.

Marc volverá a ganar

Noticias relacionadas

Àlex Márquez, piloto del 'team' Estrella Galicia 0,0 desde hace ya 10 años, reconoce “porque trato de ser muy autocrítico cuando no saco partido de la moto que tengo” que el momento de Honda es difícil y, sí, que esos 19 grandes premios sin ganar es un récord muy duro. “Eso sí, estoy convencido de que si a Marc no le hubiera pasado lo de Jerez, si Marc fuese el de siempre, hubiera ganado carreras con esta Honda a lo largo del último año. Eso no significa, desde luego, que la moto sea perfecta, pues ahí está Pol (Espargaró) sufriendo para hacerse con ella, como sufrió Jorge (Lorenzo) y es evidente que siempre, siempre, ha sido una moto crítica, pero, en mi caso, nunca culparé a la moto mientras yo piense que no le estoy sacando el cien por cien. Nakagami y Marc han hecho buenos entrenamientos con ella, no sé, debo seguir trabajando a tope y Montmeló, esta semana, es un buen circuito para volver al top-10”.

Y, finalmente, respecto a la situación de su hermano Marc, Àlex es muy tajante: “Todos tenemos claro que la situación de Marc es circunstancial, pasajera, fruto, sin duda, de estar todo un año sin correr y de los problemas físicos que aún arrastra. No hay que entrar en pánico, Marc volverá a ser el Marc de antes, Marc volverá a protagonizar ‘salvadas’ de las suyas y ganará carreras. Hay que tener paciencia e, insisto, no entrar en pánico. Él lo sabe, él está haciendo su camino y él acabará siempre el de siempre”.