MUNDIAL DE MOTOGP

Mir: "Dimos espectáculo, fui ambicioso, ya habrá tiempo de conservar"

  • El campeón de MotoGP asegura haber recuperado las mejores sensaciones el día de la carrera y, el domingo, espera lograr el podio que se le escapó en el primer GP

  • "Ahora toca probarnos, arriesgar, ir a por todas", señala el piloto mallorquín, de 23 años, que reconoce haber perdido el podio por no conformarse con la tercera plaza

  • "Si me quedo detrás de Zarco al entrar en la inmensa recta de Losail y voy a su rebufo, la Ducati de Bagnaia no me hubiese pasado al cruzar la meta", confiesa Mir

El mallorquín Joan Mir (Suzuki), en la primera conferencia de prensa de Catar.

El mallorquín Joan Mir (Suzuki), en la primera conferencia de prensa de Catar. / ALEJANDRO CERESUELA

Se lee en minutos

“Dimos espectáculo que es de lo que se trataba en la primera carrera de la temporada. Arriesgué, sí, tal vez demasiado, pero no me conformaba con la tercera plaza. Ya vendrán tiempos de ser más conservador”. El joven mallorquín Joan Mir (Suzuki), de 23 años, en su gran premio nº 32 en MotoGP, en el que estrenó oficialmente el título mundial de la máxima categoría, fue fulminado, en la larguísima recta de meta, de más de un kilómetro, de Losail (Doha, Catar), por las Ducati del francés Johann Zarco, que, en el ensayo del viernes había coronado la recta a 362 kms/h., y del italiano Francesco ‘Pecco’ Bagnaia, que reconocieron que le habían birlado el podio al piloto de Suzuki “gracias al tremendo potencial de nuestro motor”.

Mir, que tuvo un fin de semana irregular, que arrancó desde la décima posición de la parrilla (esa sigue siendo una asignatura pendiente para el mallorquín, la ‘quali’ del sábado), fue, como siempre, como ya hizo, el pasado año, cuando su regularidad y duro trabajo para remontar posiciones en carrera le permitió coronarse ‘rey’, de menos a más en la noche catarí. Fue a tanto que, al final, se sintió tan fuerte que quiso pelear, con mucho menos motor (unos 10 kms/h. menos al final de recta) por la plata con las dos poderosas ‘Desmosedici’.

Maravillosas sensaciones

“Lo primero que he de decir”, señaló ayer el mallorquín, “es que el domingo recuperé las mejores sensaciones del año pasado, que no las había sentido, ni en los test ni siquiera en los entrenamientos de viernes y sábado del gran premio. Así que acabé con una sonrisa en la boca porque, para empezar, una cuarta plaza no es mal resultado. Voy a seguir, el próximo fin de semana, con la misma hambre y ganas porque creo que podemos subir al podio”.

Joan Mir (Suzuki), delante del veterano Valentino Rossi (Yamaha), en las primeras vueltas del GP de Catar.

/ ALEJANDRO CERESUELA

Mir reconoció que en las últimas vueltas se vio con potencial para pelear por el podio. “Es el momento de dar espectáculo y, sí, posiblemente, esta vez por culpa de ser ambicioso, me he quedado sin subir al podio, pues la tercera plaza la hubiese podido asegurar, creo yo, simplemente quedándome a rebufo de Zarco y entrando en la recta así, de forma y manera que ha ‘Pecco’, yendo yo a rebufo de una Ducati, le hubiese sido imposible pasarme en meta. Pero, insisto, quise más y acabé cuarto, que, como todo el mundo sabe, es el resultado que más rabia da”.

El joven piloto mallorquín reconoció haber disfrutado mucho en carrera. “Pese a no salir bien, desde el primer instante me di cuenta de que si mimaba los neumáticos, como solemos hacer yo y mi Suzuki, incluso perdiendo algunas decimitas por vuelta, esas decimitas me volverían a mí en las últimas cinco vueltas, como así fue. Y, ahí, aún me lo pasé mejor, pues pude adelantar y aspirar a una plaza del podio”.

Delante es donde se disfruta

Te puede interesar

Mir reconoce, como el resto de componentes de la parrilla de MotoGP, que Losail, Catar, no tiene nada que ver con el resto del campeonato y, en ese sentido, el auténtico Mundial empieza cuando llegan a Europa, 18 de abril, en Portimao (Portugal). “Yo creo que, ahora, lo que tengo que hacer es pelear por el mejor resultado posible, salir a por todas, mejorar, sí, claro, en la ‘quali’ del sábado, pero todos sabemos que con nuestra moto es más complicado, y, en carrera, arriesgar y dar espectáculo. Es el momento de hacer disfrutar a la gente, ya vendrá el tiempo de conservar”.

El líder de Suzuki considera que la única manera de pasarlo bien, de disfrutar pilotando y, sobre todo, de aspirar a un buen, a un gran resultado, es estar delante. “Cuando vas delante, disfrutas. Las carreras detrás, metido en líos, siempre son complicadas y, además, ahí te la juegas en cada curva, no solo por ti sino por los demás. Esta vez, me lo he pasado en grande porque estaba delante y me veía con posibilidades de llegar al podio”.