MUNDIAL DE MOTOGP

"Cuando Mir da un paso adelante, jamás vuelve atrás"

  • Tomás Comas, preparador físico y asistente personal del piloto mallorquín, asegura que el campeón del mundo de MotoGP peleará por renovar su título

  • "Todos sabemos y Joan, el primero, que en el deporte de élite es más difícil mantenerse, repetir título, que llegar, pero en ello estamos", señala el amigo de Mir

Tomás Comas, asistente del mallorquín Joan Mir, pasea con el campeón de MotoGP en un GP del pasado año.

Tomás Comas, asistente del mallorquín Joan Mir, pasea con el campeón de MotoGP en un GP del pasado año. / EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Se lee en minutos

Joan (Mir) sabe, perfectamente, que lo más duro empieza ahora: defender el título. Bueno, ciertamente es una manera de hablar, sí, pues lo que ha hecho hasta ahora es impresionante, pero siempre se ha dicho y, sobre todo, en el deporte de élite, que lo difícil es repetir, lo difícil es mantenerse. Y en eso estamos”, cuenta Tomás Comas, licenciado en Educación Física y la mano derecha del nuevo y flamante campeón del mundo de MotoGP, Joan Mir (Suzuki), de 23 años.

Comas, que ya se encuentra como el resto de miembros del ‘paddock’ de MotoGP en el circuito de Losail, Doha (Catar), donde este fin de semana empieza la pretemporada de MotoGP, explica que “la preparación de este invierno ha sido muy similar a la del pasado año y el mayor problema, por supuesto más para Joan (Mir) y el resto de pilotos, es que no han podido coger la moto de carreras en todo el invierno, es decir, que llegan a Catar sin haber hecho los test que solían hacer en Malasia y que, en ese sentido, les servía mucho de referencia para saber si, físicamente, que es lo que más nos preocupa están bien. Yo creo, pese a todo, que los más de 100 pilotos que participan en el Mundial son grandísimos profesionales y, en ese sentido, su preparación es impecable”.

Trabajar, trabajar, trabajar

El preparación físico, asistente y amigo de Mir, que empezó a trabajar con el piloto mallorquín a finales del 2016, incorporándose ya totalmente en la temporada 2017, considera que “lo mejor que tiene Joan es su enorme predisposición a hacer lo que sea para mantenerse en forma y, en ese sentido, es tan importante el aspecto físico, dietético y de descanso, como el aspecto mental, es decir, que, por descontado, que cuando toca pasarlo bien, somos los primeros que nos apuntamos, pero teniendo muy en cuenta nuestro calendario”.

Comas asegura que desde el primer día que conoció a Joan en el Centro de Tecnificación de las Ilas Baleares, se dio cuenta de que estaba ante un joven y un deportista diferente. “Se lo dije a mis amigos nada más tomar contacto con Joan. Le vi con una predisposición fuera de lo común al trabajo, una coordinación perfecta, unas ganas locas de entrenarse, de aprender y, sobre todo, de escuchar, de dejarse aconsejar por aquellos que saben más que él en los aspectos que le interesan”.

Aprender del 2020

Para Comas, lo más importante en la personalidad y, sobre todo, en la mentalidad y preparación de Mir es que “cuando da un paso adelante, cuando se produce el clic de haber conseguido una meta, la que sea, en su proceso de estar en forma, preparado al más alto nivel, para competir, ya no vuelve atrás. Es decir, conseguido el logro, ya todo son mejoras en ese sentido. No digo que sea el único piloto que lo consiga, pues la parrilla de MotoGP está plagada, repito, plagada, de campeones, digo que Joan es, en ese sentido, alguien que siempre va a más, siempre”.

“Siempre he tenido la sensación”, explica Mir sobre su asistente, preparador físico y amigo, “que Tomás me da serenidad, tranquilidad y, sobre todo, me ofrece un punto de vista distinto del mío en muchos momentos, cosa que nos permite a todos, incluido a veces el equipo, tomar la decisión que sea con más puntos de vista sobre la mesa. Tomás es mucho más tranquilo que yo, claro que su trabajo y rol no tiene nada que ver con el mío, y, tal vez, por eso nos complementamos tan bien”.

Te puede interesar

Todos empiezan de cero

Comas reconoce antes de empezar el Mundial-2021 que lo vivido en el 2020 “va a ser muy, muy, importante para afrontar esta temporada de consolidación en la categoría grande, ya que, pese a que lamentablemente, aún no ha llegado la normalidad y seguimos viviendo con la espada de Damócles encima nuestro y me refiero, claro, al dichoso e incierto PCR de cada día, es vital empezar en el podio. Yo fui el primero, tras el primer podio de Austria-2020, que le dije a Joan que le veía campeón. Se lo dije con cautela, claro, entre risas, entre bromas, como el que no quiere la cosa, pues sé que esos vaticinios a los pilotos no les gustan nada, pero aquel fin de semana le vi dar un paso vital, importantísimo, casi de campeón, o eso me pareció a mí, y se lo comente. Lo veía muy, muy, convencido de que podía lograrlo. Como lo veo ahora pero, como suele decir cada año por estas fechas Marc (Márquez, ocho veces campeón del mundo), en la primera carrera de la temporada “todos empezamos con cero puntos” y, sí, hay que ganárselo todo de nuevo. Y en ello estamos”.