08 ago 2020

Ir a contenido

EL GP DE JEREZ DE MOTOCICLISMO

Quartararo vuelve a romper el récord de Jerez

El 'Diablo', que ya logró la 'pole' en el 2019 en el trazado andaluz, volvió a mostrarse el más veloz en la primera cita de este año

Quartararo, Viñales y Márquez, los tres grandes favoritos al triunfo, forman la primera línea de la primera carrera del año (14.00 horas)

Emilio Pérez de Rozas

El francés Fabio Quartararo (Yamaha) sonrie tras lograr una nueva ’pole’ y récord en Jerez.

El francés Fabio Quartararo (Yamaha) sonrie tras lograr una nueva ’pole’ y récord en Jerez. / AFP / JAVIER SORIANO

De nuevo, otra vez (y van tres consecutivas: MalasiaValencia y Jerez), el rebelde francés Fabio Quartararo (Yamaha) ha vuelto a destrozar el récord del trazado de Jerez, gesta que ya consiguió, el pasado año, consiguiendo una nueva marca al parar el cronómetro en 1.36.880 minutos. Hoy, frente a dos bravísimo y tremendos rivales, Maverick Viñales (Yamaha) y Marc Márquez (Honda), el 'Diablo' ha vuelto a romper el reloj y ha hecho una vuelta tremenda, parando el crono en 1.36.705, nuevo récord, superando a 'MVK' por 0.139 segundos y 0.157 a Márquez. Los demás, enormes también, están algo más lejos. La primera línea de mañana (14.00 horas, DAZN) estará compuesta por los tres pilotos que, a lo largo de todo el fin de semana, se han mostrado casi invencibles: Quartararo-Viñales-Márquez.

Márquez, claro favorito

No deja de ser curioso que, una vez concluida la 'quali', todos los presentes, empezando por Quartararo, que, el próximo año, sustituirá a Valentino Rossi como compañero de Viñales en el 'team' oficial de Yamaha Monster, han considerado que "el gran favorito sigue siendo Marc (Márquez), pues su ritmo, en el último entrenamiento largo, ha sido algo mejor que el mío y el de Maverick". Una opinión parecida compartió Viñales, que se muestra "más contento de todo el proceso de viernes y sábado para conseguir ser regular mañana en carrera, que de esta estupena vulta que me da la primera fila".

Y, en ese sentido, el propio Márquez se mostraba sumamente feliz por lo realizado. "Sabía que, a una vuelta, Yamaha y Suzuki saben sacar mayor partido a la nueva goma Michelin, así que mi objetivo y el de todo mi equipo era conseguir la primera línea, así que misión cumplida". Es evidente que Márquez, que tiene fácil rodar a 1.38 e, incluso, en 1.37 altos, confía ciegamente en que los demás, con el calor, tengan problemas para dominar su moto en el último tercio de carrera, cuando él disfruta con su estilo mucho más dado al baile, a derrapar y no temiendo caerse.

245 días después

Es evidente que la carrera de mañana será interesantísima, pues mañana se cumplen 245 días desde la salida del último Gran Premio de la Comunidad Valenciana y, por tanto, todos parten de cero, de un largo confinamiento, de una pretemporada muy rara y de un fin de semana, casi secreto, en Jerez, donde los entrenamientos han sido con la máxima protección médica ante el contagio del Covid-19.

La segunda fila de este primer gran premio de MotoGP de la temporada es la viva demostración de lo raro que está siendo este GP, pues ahí estarán pilotos que no suelen estar: Peco Bagnaia (Ducati), Jack Miller (Ducati) y Cal Crutchlow (Honda), así como la segunda en la que aparecerán alguno de los teóricos favoritos: Pol Espargaró (KTM), Andrea Dovizioso (Ducati) y Àlex Rins (Suzuki), que sufrió una seria caída en la 'quali', se dañó seriamente el hombro derecho y su participación en la carrera de mañana es muy, muy, dudosa. Peor 'quali' la de Rossi (11º) y, sorprendentemente, Joan Mir, que había hecho unos entrenamientos espectaculares, deberá conformarse con liderar la cuarta fila