Ir a contenido

EL GP DE MALASIA DE MOTOGP

Márquez persigue otro milagro: ganar solito el título de escuderías

Tras proclamarse campeón de pilotos y regalarle un nuevo título de constructores a Honda, Márquez quiere premiar a Repsol con el cetro de escuderias

Repsol Honda está a 1 punto de Ducati y, de los 408 puntos del equipo japonés, el campeón ha logrado la friolera de 375, por 23 de Lorenzo y 10 de Bradl

Emilio Pérez de Rozas

Marc Márquez celebra la victoria de Australia con todo su equipo.

Marc Márquez celebra la victoria de Australia con todo su equipo. / REPSOL MEDIA / JAIME OLIVARES

Evidentemente no es una gesta que la gente, ni siquiera los aficionados más apasionados por las motos, por las carreras, por MotoGP, esté pendiente, pero es una gesta que colocaría aún en un podio superior, muy superior, a Marc Márquez (Honda). Los 2.000 habitantes del ‘paddock’ de cada GP sí lo aprecian y, sobre todo, lo valoran y mucho: Márquez, que ha ganado 11 carreras, ha quedado segundo cinco veces y solo se ha caído y, por tanto, dejado de puntuar, en Austin (Texas, EEUU), donde se fue al suelo cuando era ya líder destacado, puede conquistar, por tercer año consecutivo, casi él solito, bueno, no, él solito, sí, la Triple Corona al añadir al título de pilotos, logrado en Tailandia, y al de constructores, conquistado en Japón, el cetro de escuderías, el tercero más prestigioso.

375 puntos de 408 ¡increíble!

Por poco, por poquísimo, que sus dos compañeros de escudería le hubiesen echado una mano, solo una, ni siquiera las dos, ese campeonato ya sería del ‘team’ Repsol Honda, pero se produce la circunstancia admirable, increíble, que provoca perplejidad, que de los 408 puntos que posee la escudería Repsol Honda, que, a falta de dos carreras, se encuentra solo un punto por detrás de Ducati Team, líder en equipos, ¡375!, sí, sí, ¡375!, es decir, más del 90%, los ha conseguido, los ha sumado, Márquez, por 23 de Jorge Lorenzo y 10 del alemán Stefan Bradl, que sustituyó al pentacampeón mallorquín en algunas carreras.

Márquez, en solitario, se ha encargado de ir sumando puntos para el Mundial de pilotos, constructores y escuderías y con esos 11 triunfos (Argentina, España, Francia, Catalunya, Alemania, República Checa, República de San Marino, Aragón, Tailandia, Japón y Australia), por cierto, los últimos cinco consecutivos, y los cinco segundos puestos (Catar, Italia, Holanda, Austria e Inglaterra), situarse a solo un punto de la lujosa escudería de la fábrica italiana de Borgo Panigale.

Marc Márquez (Honda) es perseguido por su compañero Jorge Lorenzo, en un ensayo de Australia. / REPSOL MEDIA

Durante los últimos tres grandes premios, desde que Repsol Honda salió 24 puntos por detrás de Ducati Team en Motorland (Aragón), donde también ganó Márquez, el octocampeón de Cervera (Lleida) ha ido reduciendo la distancia que separaba a su escudería de Ducati: de esos 24 puntos se pasó a 19 tras ganar en Tailandia, a 17 tras vencer en Motegi y a 1 tras coronarse ganador en el precioso trazado de Phillip Island. Es, pues, toda una gesta increíble, tan enorme y sorprendente que solo Márquez puede conseguirlo. Y si lo logra provocará aún más admiración de la que ya le profesan en el Mundial, pues habrá ganado a dos pilotos como Andrea Dovizioso y Danilo Petrucci, él solito, sin apenas ayuda de Lorenzo, que, en Phillip Island, quedó último ¡a más de un minuto!, ni Bradl, piloto probador de Honda.

Sin ayuda de Lorenzo 

Cuando le preguntaron en Australia si esperaba ayuda de Lorenzo en estas dos últimas carreras para conseguir el último título y, por tanto, la renovación de la Triple Corona, por tercera año consecutivo (en el 2017, superó a Movistar Yamaha por 70 puntos y, el pasado año, a Ducati Team, por 40), Márquez dijo con enorme sinceridad y preocupación: “Jorge está pasando por un bache grande, muy grande, y, sin duda, él es el primer interesado en salir de él, por eso está continuamente buscando la manera de ser más rápido. Cuando logras ir rápido, disfrutas muchísimo pilotando una MotoGP, pero cuando vas lento, sufres mucho, mucho. Sé que tanto Honda como Jorge están trabajando duro para encontrar la dirección que quiere Jorge”.

Y sobre la posibilidad de que consiga su tercer título de la temporada, el campeonísimo catalán añadió: “Nosotros en el otro lado del boxe estamos haciendo, sí, un gran trabajo, ahí están los 16 podios en 17 carreras, para dar siempre el cien por cien. Esta es una moto muy, muy, competitiva. Es una moto que gana, que funciona y seguiremos así porque aún no sabemos qué ocurrirá el año que viene en términos de competitividad con respecto a las otras motos”.

"Estamos muy cerca, sí"

Al insistirle si se ve capaz de lograr esa Triple Corona, de nuevo, en solitario, Márquez añadió: “¿Qué si podemos ganar ese título?, bueno, estamos a un punto ¿no?, jamás habíamos estado tan cerca, pero está muy, muy, difícil, mucho. El domingo, en Sepang, con las dos largas rectas que hay, la Ducati irá muy bien. Y, además, puede que llueva y las dos Ducati tambié se comportan bien en esas condiciones, aunque en Valencia…bueno, depende, depende, llevamos tres carreras recortando y ese título, que lo quiero, sí, lo quiero, representa un aliciente más. De todas formas, mi trabajo de este año ya está hecho”.

Temas: Marc Márquez