Ir a contenido

EL GP DE INGLATERRA DE MOTOGP

Márquez lamenta que Lorenzo valorara abandonar Honda

El pentacampeón mallorquín ni confirmó ni desmintió sus escarceos para dejar el equipo campeón y hacerse con una Ducati para el año que viene

"Cuando tú llevas en el casco, como lleva Lorenzo, que eres un campeón, debes comportarte como tal", aseguró el lider del equipo Repsol Honda

Emilio Pérez de Rozas

El pentacampeón mallorquín Jorge Lorenzo (Honda), en la conferencia de prensa de hoy en Inglaterra.

El pentacampeón mallorquín Jorge Lorenzo (Honda), en la conferencia de prensa de hoy en Inglaterra. / ALEJANDRO CERESUELA

Pues sí, en efecto, como se temía, la conferencia de prensa del Gran Premio de Inglaterra, que se celebra en el circuito de Silverstone este fin de semana, fue esperpéntica por parte del pentacampeón Jorge Lorenzo y del equipo Repsol Honda, que, en su idea de proteger al piloto mallorquín, más noticia estas semanas por su más que posible negociación con Ducati para abandonar su actual escudería, con quien tiene contrato por dos temporadas, que por su actividad en la pista (lleva cuatro grandes premios sin correr por lesión en dos vertebras), le impidió afrontar el tradicional corrillo con los medios españoles enviados al GP y se limitó a contestar las preguntas de la platea, que, finalmente, fueron irrelevantes porque el compañero de Marc Márquez (Honda) ni negó ni reconoció esos contactos.

Una vez concluida la conferencia de prensa de MárquezAndrea Dovizioso (Ducati), Valentino Rossi (Yamaha)Jack Miller (Ducati), Fabio Quartararo (Yamaha)Cal Crutchlow (Honda) y el propio Lorenzo cuando los periodistas conversaban con el heptacampeón de Cervera (Lleida), el pentacampeón mallorquín desapareció de la sala de prensa y fue un portavoz de la escudería Repsol Honda quien dijo que su piloto no afrontaría el tradicional corrillo con los medios españoles. La teoría era, al parecer, “proteger” a su piloto que, sin duda, en las últimas semanas se había metido en un buen lio tanto ante Honda como frente al patrocinador principal del equipo campeón, ya que, según todos los indicios, Lorenzo y/o su manager, Albert Varela, habían estudiado y sondeado la posibilidad de rescindir el contrato con Honda a final de temporada y tratar de buscar acomodo en uno de los equipos de Ducati para el 2020.

Las caídas de Lorenzo

A preguntas de la platea de periodistas (nadie sabía, entonces, que Lorenzo no admitiría más preguntas ni acudiría al tradicional corrillo), el mallorquín reconoció que las últimas caídas con la Honda le han hecho mucho daño, en el cuerpo y en su cabeza. “Cuando sufres ese tipo de caídas, te aparecen muchas dudas sobre tu vida y tu carrera, pero mi compromiso con Honda ha sido más potente y por eso llamé a Alberto (Puig, director deportivo del equipo Repsol Honda) para decirle que sigo en Honda”.

Lorenzo no habló de sí buscó o no salidas, ni si negoció sobre su futuro. “Somos humanos y es normal pasar por momentos de dudas. Nunca he tenido el pensamiento real de dejar de correr”, añadió para dejar claro que no tiene intención de dejarlo a final de año, como se ha apuntado. Sí insinuó que, por culpa de la lesión, había pensado en hacer “algo”, pero que a medida que se recuperaba dejó de darle vueltas a la cabeza.

Actitud del australiano Jack Miller, piloto de Pramac-Ducati, mientras Jorge Lorenzo hablaba hoy en Silvestone. El sitio de Miller en Pramac estuvo en peligro por culpa de las negociaciones del mallorquín. / ALEJANDRO CERESUELA

“Cuando me comencé a recuperar, las dudas desaparecieron. Debo recordar que, en los últimos ocho meses, no he podido correr al 100% y eso se acusa aún más cuando debes pilotar una moto tan particular como la Honda”, siguió explicando Lorenzo, que reconoció estar mejor preparado que hace dos semanas aunque aún no está del todo bien. “Siempre que aprieto en el gimnasio, al día siguiente tengo dolores. Tengo que ver si puedo completar un fin de semana entero encima de la moto”.

Es evidente que todo, absolutamente todo, lo ocurrido hoy en Silverstone es interpretable, pero es evidente que Lorenzo no ha querido dar la cara ante los medios españoles y que, en efecto, el equipo Repsol Honda quiso protegerlo de esa lluvia de preguntas a las que, posiblemente, el pentacampeón mallorquín no tenía respuesta. O las tenía, pero no quería decirlas.

El enfado de Márquez

Eso sí, bastaba ver las caras de incredulidad de Crutchlow, Márquez y Miller cuando Lorenzo no reconocía sus contactos con Ducati o sus deseos de resolver el contrato con Honda. Esas caras, sin duda conocedoras de esas negociaciones y escarceos, reflejaban que sí, que Lorenzo había buscado una salida, cosa que es muy lógica y profesional. Lo que no es lógico ni profesional es no afrontar tus decisiones, cosa que ha ocurrido hoy con la protección de su equipo.

Claro que, luego, le preguntamos a Marc Márquez, campeonísimo de Honda, líder de la escudería, campeón de MotoGP en cinco de los últimos seis campeonatos, todo estalló por los aires. “Yo creo que, cuando eres piloto del equipo y marca campeona, tienes que estar a las buenas y a las malas. Pero, por lo que hemos visto en la conferencia de prensa general, Jorge quería evitar la pregunta estrella (¿negociaste con Ducati para dejar Honda?) porque, tal vez tras el calentón, en casa, con las dudas, se movió hacia un lado, se movió hacia el otro, sin pensar bien las consecuencias. Y, al final, cuando te comprometes en un proyecto ganador como el de Honda, tienes que seguir ese proyecto y tú, que llevas la frase en el casco de que eres un ‘campeón’, tienes que demostrar que, cuando confías en algo, lo tienes que hacer”.