Ir a contenido

EL SALUDO DE MÁRQUEZ

"Quiero este circuito: todas las curvas de izquierdas y muy resbaladizo"

Las estrellas de MotoGP bromean, en Spielberg, sobre el trazado ideal que cada uno de ellos escogería para disputar un gran premio del Mundial

Márquez, que tendrá de compañero, en el 2019, a Lorenzo, le dice, entre risas, que el circuito que ha escogido "no es muy bueno para la Honda"

Emilio Pérez de Rozas

El pícaro Marc Márquez (Honda) ha mostrado hoy, en Spielberg (Austria), su circuito ideal: todas las curvas de izquierdad y resbaladizo.

El pícaro Marc Márquez (Honda) ha mostrado hoy, en Spielberg (Austria), su circuito ideal: todas las curvas de izquierdad y resbaladizo. / ALEJANDRO CERESUELA

Buen humor en la conferencia de prensa del Gran Premio de Austria, que se celebra este fin de semana (apenas cuatro días después del Gran Premio de la República Checa), en el precioso y lujoso circuito de Spielberg, propiedad del millonario Dietrich Mateschitz, dueño de Red Bull. Tras la serie de preguntas a todos los protagonistas (Miguel Oliveira, Jorge LorenzoValentino RossiMarc MárquezAndrea Dovizioso y Bradley Smith), les pidieron a los pilotos que diseñasen su circuito favorito y casi todos se lo tomaron con humor y, sin querer ser arquitectos de pistas, escogieron el camino del humor, bueno, a excepción de Valentino Rossi, para enseñar su diseño. “Si yo tuviera que hacer un circuito sería este oval, todas las curvas de izquierdas y muy, muy, resbaladizo, que patine mucho, mucho ¡y a saco!, así de claro”, comentó Márquez, líder destacado del Mundial y tetracampeón del mundo de MotoGP.

Y es que todo el mundo sabe que Márquez es un piloto de izquierdas, pues, tal vez, por su costumbre de entrenarse en pistas ovales de tierra, tipo ‘dirt track’, en las que se patina muchísimo y siempre se gira a la izquierda, por ejemplo como el circuito alemán de Sachsenring, donde lleva toda la vida ganando, él lo que quiere es seguir divirtiéndose, seguir siendo veloz y, por supuesto, ganar.

Divertidos y originales diseños

“Como me piden mi trazado, lo tengo fácil: todas las curvas de izquierdas y mucho derrapaje, no tiene mucho secreto, bueno, nada”. Y, acto seguido, Márquez añadió una broma, y grande, hacia Jorge Lorenzo, actual piloto de Ducati, la moto más veloz de la parrilla de MotoGP, y próxima campaña compañero suyo en Honda, al decirle que “el trazado que ha escogido, Jorge, para el 2019 tiene unas cuantas curvas donde nuestra Honda no va muy bien, largas y con apoyo, donde la Yamaha va mucho mejor, pero ya se dará cuenta el año que viene”.

Lorenzo, Rossi y Márquez, con los circuitos que han diseñado hoy en Austria. / Alejandro ceresuela

Y es que Lorenzo, para seguir la broma protagonizada por todos sus colegas, dibujó dos trazados, uno para este año (Ducati) y otro, muy distinto, para el año que viene (Honda). “Uno totalmente cuadrado, con cuatro largas rectas y cuatro giros a la izquierda rectangulares para este año y, luego, para el año que viene, uno con muchísimas curvas de todos los sentidos”, comentó el tricampeón mallorquín, consciente de que la Honda es una moto, menos potente, con menos aceleración, con menos velocidad punta, pero mucho más juguetona. De ahí que Márquez, cuando vio el enrevesado circuito que ideó Lorenzo, le dijese: “Me temo, Jorge, que ese circuito tiene curvas que no le va, no, a la Honda”.

"Puede que este año estemos más cerca de las Ducati, favoritas en este trazado, de lo que estuvimos el año pasado. Nuestra Honda va aún mejor"

Marc Márquez

Tetracampeón del mundo de MotoGP en el equipo Repsol Honda

Lorenzo se cruzó con Márquez, se saludaron muy simpáticamente y le hizo un gesto como diciéndole algo así como “tú sabrás más que yo, pero yo sigo pensando que la Honda gira mucho mejor que nuestra Ducati”. Lo cierto es que el tricampeón mallorquín sabe que, en estos momentos, la Ducati ‘Desmosedici’ está considerada la moto más estable, más completa y mejor de la parrilla. Y sabe, también, que si pierde contra la Honda no es, o no es solo, por las cualidades de la moto japonesa, sino también por las habilidades y arrojo del ‘nen de Cervera’. O eso piensa todo el ‘paddock’ de MotoGP. Lo que sí es cierto es que hoy mismo, tanto ‘Dovi’ como Lorenzo, volvieron a repetir lo que ya comentaron, en este mismo espacio de El Periódico de Catalunya, hace un par de días, tras el test vivido en Brno después del GP del domingo: “Es materialmente imposible acortar la ventaja que Marc nos lleva en el Mundial”.

Ducati ganó en 2016 y 2017

Márquez explicó que las dos Ducati, no solo por sus magníficos pilotos, sino porque en las dos últimas temporadas ya han ganado aquí, en Austria, en el paraíso de Spielberg, con Andrea Iannone en el 2016 y con ‘Dovi’, en el 2017, son “claras favoritas”. Eso sí, Márquez cree que este año puede estar aún más cerca que el pasado de las ‘balas rojas’ de Borgo Panigale. Bueno, más cerca resulta imposible porque, el año pasado, ’Dovi’ le arrebató la victoria por medio metro. “Lo que quiero decir es que este año nos presentamos en Austria con mejor moto en general y, por tanto, si el año pasado pudimos pelear por la victoria hasta la última curva, hasta la línea de meta, quiere decir que el domingo podemos presentar batalla igual”, añadió el tetracampeón catalán.

Lorenzo, Rossi y Márquez, en la conferencia de prensa de hoy, en Spielberg (Austria). / ALEJANDRO CERESUELA

Una cosa está clara, nadie ve otros candidatos a la victoria del domingo que ‘Dovi’, Lorenzo y Márquez, los mismos que coparon el podio (por ese orden), el pasado domingo, en Brno, después de una carrera preciosa y muy, muy, vistosa y disputada. El subcampeón del mundo italiano de Ducati cree, en efecto, que “si Marc estuvo conmigo el año pasado, aún lo estará más en este”. Lorenzo dijo que “si tenemos que escoger un circuito para ganar, entre los 19 que forman el calendario del Mundial,  deberíamos elegir este, Spielberg, pues es el que mejor se adapta a las virtudes de nuestra Ducati”.

Nadie da opciones a Yamaha

Poco después de que Dovizioso mostrase ‘su’ circuito en forma de elefante, trompa incluida, y que Rossi tratase de recordar, sin tener muy buena memoria, “el que diseñé no hace mucho para ‘La Gazzetta dello Sport’”, Márquez repitió que “el test celebrado en Brno, el pasado lunes, fue muy bien, pues probé muchas cosas que nos pueden servir, incluso, para este gran premio, como, por ejemplo, una mejor conexión de gas y mejor estabilidad en frenada, poquito, pero creo que podemos aplicarlas aquí, al menos el viernes para saber si, en efecto, son buenas mejoras en otro tipo de trazado que Brno. Ya sabemos que no podemos tocar los motores, pues se precintan a inicios de Mundial, pero podemos mejorar el comportamiento de la Honda a base de retocar el chasis y demás cositas”.

Cuando señalamos que solo los ‘ducatistas’ y Márquez parecen en forma para perseguir la victoria el domingo, es porque Maverick Viñales, que sigue peleado con casi todo su equipo, y ‘Vale’ lo tienen muy complicado para vencer pues suman ya 20 grandes premios sin ganar, más de un año. Y, como dijo el ‘Doctor’, tras acabar cuarto en Brno “es una lástima que mi gran momento de forma no coincida con una mejor Yamaha”.