Ir a contenido

EL MUNDIAL SE DECIDE EN VALENCIA

Márquez-Dovizioso, el pulso de este fin de semana

Los líderes de Honda y Ducati, separados por 21 puntos, se juegan el título de MotoGP en la última carrera

El 'nen de Cervera' tendrá suficiente, el domingo, con acabar entre los 11 primeros para proclamarse campeón

Emilio Pérez de Rozas

Marc Márquez y Andrez Dovizioso, únicos candidatos al título de MotoGP, este fin de semana, en Valencia, se han saludado amistosamente hoy en el circuito Ricardo Tormo.

Marc Márquez y Andrez Dovizioso, únicos candidatos al título de MotoGP, este fin de semana, en Valencia, se han saludado amistosamente hoy en el circuito Ricardo Tormo. / MIGUEL LORENZO

El catalán Marc Márquez (Honda, 24 años, cinco títulos mundiales) y el italiano Andrea Dovizioso (Ducati, 31 años, un título mundial) se han citado este mediodía en el pit-lane del trazado del circuito Ricard Tormo (Cheste) para protagonizar, cómo no, la fotografía previa al Gran Premio de Valencia, la carrera que ha de decidir quién es, finalmente, el vencedor de uno de los campeonatos del mundo de MotoGP más disputados de las últimas décadas. Márquez llega líder del Mundial a Valencia, con 21 puntos más que Dovi, lo que significa que terminando, el próximo domingo, entre los 11 primeros de la carrera, conquistará su cuarto título en cinco temporadas en la cilindrada reina.

Márquez no quiere sorpresas y preparará el GP como si tuviese necesidad de ganar

Las opciones de Dovi pasan por ganar la carrera y esperar que Márquez no acabe entre los 11 primeros, ya que si es segundo (20 puntos), el nen de Cervera se proclamará campeón sin necesidad de puntuar. Los dos grandes protagonistas de la temporada llegan a Valencia con seis victorias cada uno. Márquez triunfó en Austin (Texas, EEUU), Sachsenring (Alemania), Brno (República Checa), Misano (República de San Marino), Motorland (Aragón) y Phillip Island (Australia), mientras que el maestro, como apodan a Dovizioso en Italia, venció en Mugello (Italia), Montmeló (Catalunya), Red Bull Ring (Austria), Silverstone (Inglaterra), Motegi (Japón) y Sepang (Malasia), donde surgió la polémica cuando Ducati dio órdenes de equipo a Jorge Lorenzo, compañero de Dovi, para que dejase ganar al italiano.

La incierta temporada, que, curiosamente, empezó con dos triunfos sonados (Catar y Argentina) del gran dominador de la pretemporada, el también catalán Maverick Viñales (Yamaha), ha llegado al último gran premio con solo dos candidatos al título, Márquez y Dovizioso, separados por 21 puntos (la victoria significan 25 y el segundo puesto, 20), ya que el tercero es Viñales, que está ya a 56 puntos de los líderes, seguido de Valentino Rossi (Yamaha, a 85) y Dani Pedrosa (Honda, a 97).

Andrea Dovizioso (Ducati) y Marc Márquez (Honda) conversan amigablemente hoy en Valencia. / MIGUEL LORENZO

Ni que decir tiene que Márquez no se fía de los 21 puntos de ventaja que tiene (“esto son carreras y puede pasar todo”) ni de las estadísticas ni de sus excelentes cuatro últimos podios en Cheste con MotoGP, del mismo modo que Dovizioso no pierde la esperan, “pese a que es casi imposible reducir la ventaja que me saca Marc en un solo gran premio”, de que se produzca la sorpresa y, finalmente, aunque solo ha logrado dos podios en 15 actuaciones en Cheste, se lleve el título.

La sabiduria de Márquez en Malasia

La diferencia de 21 puntos que ha conseguido Márquez después de haber arrancado en este Mundial con una moto muy por debajo de la Yamaha y, sobre todo, de la Ducati, se debe a su tremenda segunda parte de temporada, algo muy habitual en él, cuando ha permanecido en el podio en las últimas nueve carreras, a excepción de Inglaterra (donde se rompió el motor de su Honda RC213V) y Malasia, donde prefirió acabar cuarto (13 puntos), que forzar una caída. "Mi ventaja es que, en una mala carrera, acabé cuarto, mientras que Dovi tuvo su peor carrera en Australia y acabó 13º, sumando solo 3 puntos", reconoció Márquez.

0 Comentarios
cargando