EL MUNDIAL DE MOTOGP

Barcelona-Tokio, en Impala

Cots y Humet, dos clásicos de la legendaria moto, unirán el Circuit con Motegui recorriendo 22.000 kilómetros

Carles Humet, Dani Pedrosa, Eduard Cots y Dani Pedrosa, en la presentación de la expedición Barcelona-Tokio en Impala.

Carles Humet, Dani Pedrosa, Eduard Cots y Dani Pedrosa, en la presentación de la expedición Barcelona-Tokio en Impala. / EMILIO PÉREZ DE ROZAS

2
Se lee en minutos
EMILIO PÉREZ DE ROZAS / Montmeló

El próximo primero de julio, partirá del Circuit de Catalunya la expedición Barcelona-Tokio en Impala, cuyo objetivo es atravesar Europa, Rusia, Mongolia, Siberia y Japón, para alcanzar su destino final, el circuito de Motegui, dos meses después. Los protagonistas de esta ambiciosa aventura, Eduard Cots y Carles Humet, pilotarán sendas Montesa Impala 2 de 1982, debidamente restauradas y preparadas para resistir sin problemas los más de 22.000 kilómetros del viaje. El motivo de la expedición es culminar el 50º aniversario de esta emblemática moto.

En el 2012, ya se festejó el medio siglo de la Impala con eventos como una exposición en el Salón Auto Retro de Barcelona, la expedición Impalas al Encuentro del Dakar en Chile, la Impalada del 50º Aniversario (con 360 motos), otra muestra en Classic Auto Madrid y el estreno en televisión del documental 'Operación Impala'.

Colaboración entre Montesa y Honda

Dado que, en el 2013, se cumplen 30 años del acuerdo de colaboración entre la empresa catalana Montesa y la corporación Honda, que luego fructificaría en la creación de Montesa-Honda SA, la idea es conmemorarlo con un viaje que enlaza simbolicamente dos carreras (GP Catalunya-GP Japón), dos museos (Museo de la Moto de Barcelona-Honda Collection Hall), dos ciudades (Barcelona-Tokio) y dos países (España-Japón).

Noticias relacionadas

No hay que olvidar que estamos hablando de una moto esencial para la industria catalana, galardonada con el premio de diseño ADI-FAD en 1963, producida durante casi 10 años y reeditada en 1982, vencedora de las 24 Horas de Montjuïc, una moto muy apreciada por los aficionados a las clásicas, también en el entorno del Mundial de MotoGP.

Márquez y Pedrosa, fascinados

"Me parece una idea fascinante", explica Marc Márquez, que ha acudido al piso box número 8 del Circuit para que tanto Cots como Humet le explicasen, en compañía de su compañero Dani Pedrosa, los pormenores de la aventura. "Fascinante, desde luego, porque es una aventura en moto y, cualquier cosa vinculada con la moto, me gusta, me interesa. Hay que tener valor y estar muy preparado y, sobre todo, pensando que te pueden pasar muchas cosas y tener que superar muchos percances para meterte en un divertido lío como este". "Yo supongo que todo lo que sea carretera estará bien, será agradable, pero también me han contado que, en zonas como Mongolia, la pista se convertirá en un mal aliado", señaló Pedrosa, lider del Mundial de MotoGP, que deseó mucha suerte a Cots y Humet.