Consumo sostenible

Cae el consumo de carne en España por la mayor conciencia ecológica

Un estudio europeo revela que el 58% de los españoles ha reducido su consumo de carne roja y un 24% la ha dejado totalmente

Carniceros preparan cortes de carne ayer en un mercado, en una imagen de archivo. EFE/ Sebastiao Moreira

Carniceros preparan cortes de carne ayer en un mercado, en una imagen de archivo. EFE/ Sebastiao Moreira

2
Se lee en minutos
Redacción

Más de la mitad de los consumidores españoles (un 58 %) ha reducido su consumo de carne roja mientras que casi la cuarta parte (el 24 %) la ha abandonado completamente en los últimos cinco años aduciendo razones medioambientales, de bienestar animal o de salud.

Así lo revela un estudio sobre el consumo de carne y actitudes hacia las proteínas sostenibles elaborado en varios países europeos (España, Alemania, Italia y Francia) por el instituto de investigación francés OpinionWay para la ong The Good Food Institute (GFI) citado por la agencia Efe.

De los datos recopilados por este informe se deduce que Alemania es el país más preocupado por el medio ambiente, ya que un 39 % de sus ciudadanos redujeron el consumo de carne roja por este motivo, mientras que España e Italia ponen por delante los motivos de salud y Francia, los económicos.

La mayoría de los españoles encuestados cree que debería reducirse la producción y el consumo de carne (64%) y explorar otras opciones (66 %) como la carne de origen vegetal -elaborada sobre todo a base de soja- y la carne cultivada -generada en laboratorio de manera sintética a partir de células madre obtenidas de músculos animales que crecen en fermentadores artificiales-.

Con ambas afirmaciones coincide la mayoría de los encuestados en los otros tres países, siendo los italianos los más convencidos con unos porcentajes respectivos del 75 % y el 71 % .

En relación a la carne de origen vegetal, casi la mitad de los españoles (47 %) asegura comerla todos los meses al menos una vez y cerca de un cuarto de los encuestados (24 %) ha expresado su pretensión de incrementar este consumo en los próximos años, junto con el de carne blanca y pescado.

Alemania e Italia comparten cifras similares, mientras que Francia es el país menos interesado en estas opciones, con un 25 % de consumidores mensuales y sólo un 11 % interesado en incrementar su uso alimenticio en el futuro.

Macrogranja ganadera en Navarra / Pedro Armestre

Respecto a la carne cultivada, España es el país donde más consumidores dicen haber escuchado hablar sobre ella (45 %) aunque paradójicamente también es donde menos reconocen saber acerca del tema, con apenas un 19 % que saben en qué consiste.

Francia es el país donde existe menos información al respecto, ya que un 46 % de los sondeados afirman no haber oído nada sobre este tipo de propuesta alimenticia aunque también es el que cuenta con mayor número de consumidores conocedores de la misma (31 %).

El estudio concluye que existe un "mercado potencial significativo" para las carnes vegetales y cultivadas tanto en Alemania como en Italia y España.

En este último caso, un 65 % de españoles asegura que está dispuesto a comprar estos productos si están disponibles en el mercado y, en el caso de los jóvenes, Alemania es el país con mayor número de consumidores de entre 18 a 24 años predispuestos a comprar carne cultivada (82 %).

Finalmente, una proporción elevada de españoles (68 %) está de acuerdo con la posibilidad de que las autoridades públicas actúen para apoyar la producción de carne cultivada, seguidos por los italianos (58 %) y los alemanes (56 %).

Francia es el país menos dispuesto a probar la carne cultivada (33 %) y sólo un 38 % cree necesaria la actuación de las autoridades para promocionarla.

Noticias relacionadas

.....

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es