Misterio en el mar

Múltiples muñecas espeluznantes aparecen en la costa de Texas

Las playas de Texas reciben 10 veces más basura que las de otros estados del centro-norte de Estados Unidos

Una muñeca hallada en el Golfo de México

Una muñeca hallada en el Golfo de México / Mission-Aransas Reserve / Facebook

2
Se lee en minutos
Judit Bertran
Judit Bertran

Periodista

Escribe desde Barcelona

ver +

La lucha para salvar el medio ambiente cada vez va sumando más importancia, es por eso que existen organizaciones se dedican a la limpieza de las playas donde se encuentran, entre otras, aves, tortugas marinas o mamíferos marinos en peligro de extinción por no adaptarse al ecosistema costero o porque están atrapadas por plásticos, otros envases o deshechos que los humanos lanzamos.

Pero entre plásticos y otros objetos aleatorios, en Texas hay uno en particular que llama la atención: las muñecas espeluznantes.

Los investigadores de la Reserva Nacional Estuarina de Mission-Aransas han encontrado docenas de muñecas mientras inspeccionaban los tramos de la playa entre la Isla del Padre y la Isla Matagorda -sureste de Texas-, según informa la revista estadounidense Smithsonian.

Aún no se sabe el porqué de la aparición de las muñecas que, en concreto, se siguen encontrando en la playa. Desde la Reserva, el equipo ha denunciado y ha intentado concienciar de la irresponsabilidad de lanzar tales objetos, porque acaban llegando al mar. Según explica la revista, las playas de Texas reciben 10 veces más basura que las de otros estados del centro-norte de Estados Unidos a lo largo del Golfo de México.

Un estudio de ScienceDirect apunta que la aparición de estas se deba a una corriente circular del flujo de agua cálida que viaja desde el Caribe hacia el golfo. Así pues, con la colaboración de diferentes organizaciones que investigan el Golfo de México, se concluyó que la mayoría de deshechos eran de plástico y que la cantidad de basura se amontonaba sobre todo en la primavera y en verano.

El misterio de las muñecas

Pero, a parte de encontrarse plásticos, lo más destacable eran -y son- las muñecas. Así pues, los científicos empezaron a destacar desde entonces que encontraban tales juguetes en las costas de manera habitual y lo empezaron a publicar en sus redes sociales como Facebook.

Había algunas publicaciones que tenían más éxito que otras, como por ejemplo, una que triunfó mucho resultó ser la cabeza de una muñeca sexual, y que la reserva obtuvo muchos seguidores en la página después de eso, según explica la revista.

Noticias relacionadas

La cuestión está en que se siguen encontrando muñecas y, por ende, se siguen publicando los descubrimientos en la red social. Por tanto, ¿estaríamos ante una saga de hallazgos extraños en las costas del golfo? Podría ser.

A mucha gente le puede incomodar, hasta provocar miedo, el hecho de encontrarse una muñeca en malas condiciones, rota y flotando en el mar. Pero existe un nombre formal para el miedo a estas muñecas: pediofobia, que recae en la fobia a las figuras humanoides, conocida como automatonofobia.

Creepy doll.

Posted by Mission-Aransas Reserve on Friday, August 14, 2020