20,13 hectáreas afectadas

Bombers extingue el incendio forestal del Garraf

Después de cinco días de trabajo por parte de las dotaciones, se ha podido apagar el fuego

El incendio que arde en el macizo del Garraf, dentro del término de Sant Pere de Ribes.

El incendio que arde en el macizo del Garraf, dentro del término de Sant Pere de Ribes. / ACN

2
Se lee en minutos
Judit Bertran
Judit Bertran

Periodista

Escribe desde Barcelona

ver +

Los Bombers de Catalunya han conseguido extinguir el incendio forestal que afectaba a los municipios de Sant Pere de Ribes y Olivella que se declaró el viernes por la tarde.

Los efectivos se distribuyeron en un área de 30 hectáreas para hacer frente al fuego. A lo largo de la noche del viernes, el viento dificultó las labores de extinción. El sábado por la mañana, el viento mermó y la humedad relativa en la zona empezó a subir. En el lugar trabajaron 27 camiones de agua, 18 camiones de comando y tres medios aéreos, cuyos efectivos remojaban la zona afectada, principalmente de vegetación baja.

Afectada una zona forestal

Los Agentes Rurales, que investigan la causa del fuego, han indicado que el incendio ha afectado unas 20,13 hectáreas. El fuego comenzó junto a Can Pere de la Plana, y fue avanzando en dirección este, hasta el Coll de l'Infern, donde estaba el foco del incendio. A lo largo de la madrugada del sábado, los efectivos de los bomberos lograron cercar el perímetro del incendio. De este modo, estrechándolo, se evitó que las llamas se acercaran a zonas habitadas.

El incendio afectó a una zona forestal, lejos de zonas pobladas de Sant Pere de Ribes y Olivella, en la comarca del Garraf. No ha sido necesario realizar ni evacuaciones ni ordenar confinamientos preventivo, ha indicado el cuerpo en un comunicado. En cambio, ha quemado en baja intensidad y ha afectado a vegetación en superficie. Puntualmente, sin embargo, las llamas afectaron a las partes altas del arbolado, ha detallado el cuerpo.

Complicaciones durante el viernes

Noticias relacionadas

Las condiciones meteorológicas fueron un impedimento para los 18 vehículos de agua que el viernes trabajaron en la extinción del fuego, ya que el viento dificultó el proceso. En este sentido, se temía las llamas llegasen al Espacio Natural Protegido del Parc del Garraf, un extremo que finalmente ha quedado descartado.

Otro incendio en Abrera

Los Bombers han hecho frente a dos incendios en las últimas 24 horas. El viernes por la tarde se desató un fuego en Abrera (Baix Llobregat) en el que trabajaron 13 dotaciones terrestres hasta extinguirlo.

Bombers