Quelonios a preservar

Ecologistas buscan voluntarios para vigilar huevos de tortuga en una playa de Tarragona

También colaborarían en detectar la llegada de nuevos animales a la costa

Nido de tortuga boba en la playa del Miracle de Tarragona y voluntarios vigilando el área. En la foto, una réplica de tortuga boba instalada en la zona. / FOTO Y VÍDEO: ELOI TOST

3
Se lee en minutos
El Periódico

Seis entidades ecologistas buscan voluntariado para vigilar los huevos que una tortuga boba puso la noche de viernes a sábado en la Platja Llarga de Tarragona. El reptil puso 99, de los cuales dos se rompieron y una quincena los cogieron técnicos de la Generalitat para ponerlos en una incubadora para garantizar y estudiar el desarrollo.

Réplica de una tortuga boba situada frente al espacio donde hay una puesta de huevos, en la playa del Miracle, en Tarragona.

/ ACN / ELOI TOST

La huevos restantes están bajo la arena, en un espacio delimitado por la Guardia Urbana de Tarragona y que está vigilado por voluntariado, que hacen turnos de dos horas por la mañana y cuatro por la tarde. De momento son unos 35 voluntarios pero las organizaciones confían al llegar al centenar durante el verano, puesto que también necesitan personas para peinar las playas por si hay más tortugas que hacen nuevos nidos.

Itinerarios para nuevas llegadas

Andrea Córdoba, coordinadora de voluntariado y comunicación de la Asociación Medioambiental La Noria, ha reconocido que están satisfechos con la respuesta que han tenido hasta ahora, pero que les hacen falta más manos, algo que ya han pedido en otras ocasiones, como el año pasado en Barcelona. "Habrá que venir a vigilar y también hacer itinerarios por las playas para detectar la llegada de nuevas tortugas", ha indicado.

Las entidades que hacen esta tarea son, además de La Noria, Gepec, Ecologistas En Acción, Greenpeace, GATA y Salvem la Platja Llarga. La consejera de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Tarragona, Ivana Martínez, ha calificado "de imprescindible" su tarea, puesto que la Administración no tiene suficientes recursos para hacerla. Esta campaña de voluntariado se hace cada verano en las playas tarraconenses desde el 2015. Y ha reiterado la necesidad de llamar al 112 si se ve alguna tortuga poniendo huevos en la playa, como siempre se encargan de recordar las entidades conservacionistas como CRAM:

60 días de incubación

El proceso de incubación de los huevos es de unos 60 días, según ha detallado Laureà Giné, jefe de la sección de biodiversidad y medio ambiente del Departament d'Acción Climática, Alimentació i Agenda Rural en Tarragona. Giné ha explicado el proceso de nidificación e incubación: "La tortuga boba tiene un tipo de sensores de temperatura en el hocico. Cuando encuentra un lugar adecuado excava un hoyo en la arena de entre 30 y 50 centímetros de profundidad, con una cámara. Cuando lo tiene hecho, pone los huevos, los tapa y después hace movimientos para disimular el nido y se va", relata

Giné ha afirmado que la tortuga boba "es habitual en nuestras costas", pero ha apuntado que es "significativo" que ahora busque nuevos lugares de nidificación en la mediterránea, especialmente en Italia, las baleares y la costa de la península. "Se sospecha que es por el incremento de las temperaturas del Mediterráneo, a pesar de que se está estudiando", ha valorado.

Noticias relacionadas

Cuarta puesta de la temporada

Con la puesta de Tarragona son tres las tortugas marinas Caretta Caretta que han hecho nido este fin de semana en tres playas del litoral catalán -Delta de l'Ebre, Tarragona y Arenys de Mar-, donde han depositado cientos de huevos, según ha informado la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos (CRAM) y se suman a una primera localizada en la playa de Calafell (Baix Penedès) el pasado 19 de junio.